«Commander Keen 4» – Héroe del espacio interestelar

Commander Keen 4

Commander Keen 4: Secret of the Oracle
1991

DOS
id Software

(Artículo publicado anteriormente el 4 de abril de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

Cuando yo tenía siete, quizá ocho, tal vez nueve años (los mejores años de nuestra vida, unidos en un núcleo que no responde a la medida del tiempo convencional), existía el mismo debate que cuando tú, lector, tenías siete, quizá ocho, tal vez nueve años: ¿Mario o Sonic? (otros que tampoco responden a un pasar de los años habitual). Yo —sin discutir con nadie, sin apenas conocer a ninguno de estos dos— lo tenía claro: Commander Keen.

Un chico de ocho años con un casco de fútbol americano y un pogo stick combatiendo en el espacio exterior a monstruos mutantes, gusanos amarillo fosforito y todo tipo de seres alucinógenos. Un enano con bigote o un erizo azul no me decían nada comparado con esto, claro. He vuelto a pasarme su cuarta entrega, la que recordaba con más cariño y como mejor dentro de mi nulo análisis crítico de siete años (o tal vez ocho). Además de descubrir lo fácil que es el juego y lo tremendamente inútil que era por aquel entonces, ha aparecido la por aquí conocida retrorotura; aunque no todas las conclusiones han sido negativas. Los videojuegos de Commander Keen —ya es hora de confirmarlo— son plataformas, pero esta cuarta entrega es uno con escenarios abiertos, en el que se puede descubrir mucho más. En los videojuegos de Sonic la velocidad lo es todo, y quien diga que coge todos los anillos miente. En los de Mario pasarse el nivel es el objetivo principal, aunque aquello de dar a cada bloque e intentar meterse por cada tubería está más extendido. En Commander Keen 4: SotO llegar hasta el final es lo de menos (he comprobado que pasarse la mayoría de pantallas es tan sencillo como avanzar y dar un par de saltos, literal), y sin embargo coger todos los objetos lo importante, el verdadero leitmotiv. Keen 4 es un juego de exploración y un shooter (Keen lleva un pistola con munición limitada), pero sobre todo una gran aventura por mapas y ambientes muy diversos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.