«Ridge Racer Unbounded» – Crítica

Ridge Racer Unbounded
Bugbear Entertainment / Namco Bandai
PlayStation 3 (versión analizada), Xbox 360, PC

Hace un rato, mi hijo se ha enfadado conmigo. Me ha pedido que no le oculte según qué cosas, recordado no sé cuántas veces su edad («ya soy mayor, papá, ¡tengo siete años!») y finalmente se ha sentado a jugar con la Xbox 360.

Seguramente pasen varias horas hasta que vuelva a dirigirme la palabra. La verdad es que le entiendo… Ahora mismo, ni parpadea; está atento a todo cuanto sucede en la pantalla mientras libra su primera batalla importante en un juego que acaba de conocer. El chaval está encantado con su recién estrenado tesoro, aunque aún me pregunta por qué he tardado tanto en descubrirle Vanquish.

Continuar leyendo ««Ridge Racer Unbounded» – Crítica»

«Spec Ops: The Line» – Crítica

Spec Ops: The Line
Yager Development
PC, PS3, Xbox 360 (versión comentada)

Van ustedes a leer en las próximas semanas, independientemente de otras consideraciones acerca de Spec Ops: The Line, que este shooter bélico con coberturas, levísimos componentes tácticos, desarrollo lineal y ambientación en un Dubái casi post-apocalíptico, tiene un fuerte componente emocional, moral y casi político. Es cierto que es un juego prácticamente conducido por su argumento, y que este presenta un guion clavado en su esencia (hasta un punto a veces un poco ruborizante, por lo desvergonzado y lo apócrifo, aunque a estas alturas no nos vamos a poner pejigueros con lo de que si no sé qué videojuego copia no sé qué forma expresiva supuestamente más digna, ¿verdad?) a la de El Corazón de las Tinieblas de Joseph Conrad y su adaptación más popular, Apocalypse Now, con abundante picoteo en películas que hablan de los horrores de la guerra, nada fortuitamente basadas en el conflicto de Vietnam, como Platoon, La Chaqueta Metálica o Corazones de Hierro. Las intenciones superficiales del juego son muy obvias, porque son muy planas: el jugador participa en una guerra, y en esa guerra, como en todas, suceden cosas horribles, muchas de ellas profundamente inmorales. El jugador es obligado a contemplar lo que ha hecho y a replantearse el auténtico sentido del deber, el patriotismo, la gloria, el bien, el mal, pin pan pún. En ese sentido, el juego es tan simple y tiene tan pocos dobleces como un episodio de Autopista Hacia el Cielo: el jugador llega a la guerra convertido en un soldadito valiente y hace y ve una serie de cosas que lo destruyen por dentro y por fuera. La caída en los abismos, el paseo por el infierno, la desestructuración del yo, en Texas solo hay vacas y maricones, todo eso.

Continuar leyendo ««Spec Ops: The Line» – Crítica»

Open Mondo Píxel: «las desventuras de las aventuras», con Aventura y CÍA

Era lógico que sucediera. En prácticamente todos nuestros últimos encuentros Open Mondo Píxel hemos terminando hablando en mayor o menor medida sobre aventuras gráficas: cuando los muchachos de Tonika Games nos contaron los pormenores de The Mystery Team, en la charla sobre New York Crimes que ofrecieron los chicarrones de Pendulo Studios, incluso en la propia refriega-debate que organizamos para tratar la vieja cuestión Narrativa Vs. Mecánica acabamos charlando sobre uno de los géneros más antiguos y más queridos. Era lógico, por tanto, que dedicáramos un Open en exclusiva a las aventuras gráficas.

Continuar leyendo «Open Mondo Píxel: «las desventuras de las aventuras», con Aventura y CÍA»

Presentación de novedades de Nintendo en Madrid – Crónicas de un pueblo

Viviendo en la ciudad pero trabajando en un pueblo uno se hace consciente de las pequeñas diferencias. La manera de comer es diferente, el ritmo en el día a día es distinto, y, de alguna manera, en los pueblos hay un cierto respeto hacia los prohombres del lugar que luego heredan por lo menos un par de generaciones, aunque igualmente pasa que, si tu abuelo se tomó ciertas libertades con el ganado cuatro décadas atrás, tú ya no te llamarás Pedro, Luis o Antonio, sino “el nieto del Follamulas”.

Y esto que digo viene a cuento cuando se habla del mundillo del videojuego (que con todo su fetichismo tecnológico para algunas cosas es muy pueblo, con su plaza central, sus problemas de lindes y sus caciques bocachancla), especialmente si se tocan los planes de futuro de una compañía como Nintendo. Quizás un poco más en su caso, porque ya son muchos años en el candelero, mucha obra maestra y mucha fórmula, lo épico y lo ridículo siempre bien a la vista para cualquiera que pase. Por eso extraña poco que al anunciar novedades (y más con nuevo hardware de por medio) el hecho de que uno siempre haya ido a tope con Metroid, o el recuerdo de aquel Zelda añejo que no llegó a cumplir las expectativas, pueda pesar más que el producto (incompleto, ojo) que se tiene delante.

Continuar leyendo «Presentación de novedades de Nintendo en Madrid – Crónicas de un pueblo»

La esencia del mito

Me tropiezo en la web de Theyetee.com con esta camiseta (no disponible ya) que, con sencillez y sin aspavientos me pone frente a frente con la esencia de mi mito de los videojuegos predilecto. El cazador es, también, el enemigo. Bajo la manta fantasmal se esconde el comedor de cocos. ¿Son, pues, los fantasmas de Pac-Man, en realidad, fantasmas de otros seres pac-manoides? ¿O es aún más complejo? Observen el dibujo: el fantasma es la piel, Pac-Man el esqueleto. ¿Es Pac-Man, en definitivas cuentas, el fantasma de los fantasmas? Teniendo en cuenta que los fantasmas se convierten en sus propios fantasmas cuando son devorados, y que la sobriedad y abstracción del mítico laberinto tiene un concepto que lo entronca con una especie de infierno sintético, en el que la única aparente salida es también una vía de entrada, y en el que cuando todas las bolas han desaparecido, el enigma ha sido resuelto, simplemente se vuelve a comenzar de nuevo… bueno, quizás el nivel 256 no es, después de todo, ese error de programación que siempre hemos creído, sino un corrupto paraíso que supone un auténtico alivio para el héroe de esta historia. Sea quien sea o le toque a quien le toque.

«Virtua Fighter 5: Final Showdown» – Crítica

Virtua Fighter 5: Final Showdown
Sega-AM2
Xbox Live Arcade (versión comentada), PlayStation Network

Hubo un momento en la historia de la Gran Vía madrileña en el que se podía ver gente bailando enloquecida a ritmo de jungle y J-Pop a cien pesetas la partida, acribillando zombis a tiro limpio o esperando turno para medirse la hombría con chandaleros en los subterráneos. Para alguien de provincias como servidor, ese caluroso paraíso de volantes, palancas y ametralladoras de plástico era un continuo escaparate donde probar cada nuevo King Of Fighters, cada Tekken, cada nuevo simulador de conducción como nunca habría imaginado antes. De entre todas estas maravillas, el lugar de honor pertenecía a las cabinas de Sega, las de pantallón, asiento y stick de bola, como tenía que ser, y a ellas les correspondería darme uno de mis recuerdos jugables más vívidos como espectador. En más de una ocasión perdí la tarde mirando a los maníacos del DDR bailar hasta el paroxismo, pero nunca me quedé tan patidifuso como cuando vi a aquel tipo del chaleco de camuflaje dar una clase magistral de Virtua Fighter 4 durante media hora. En sus manos, Lei Fei era poesía en movimiento, una perfecta fusión de técnica e instinto, un ejemplo de que este durísimo simulador de combate podía ser algo fluido, elegante y bello, como todo lo que tocaba AM2. Caray, cómo quería ser la mitad de bueno que aquel tipo.

Continuar leyendo ««Virtua Fighter 5: Final Showdown» – Crítica»

«Max Payne 3» – Crítica

Max Payne 3
Rockstar Vancouver / Rockstar Games
PC, PS3, Xbox 360  (versión comentada)

Escribo únicamente sobre videojuegos. Consumo películas y saco conclusiones, escucho música sin demasiada preocupación pero con la suficiente atención, si pasan dos días en los que no he sacado alguna horita para leer me pongo muy nervioso… y sin embargo, escribo únicamente sobre videojuegos. Es probable que este acercamiento tan directo a esta rama de ocio concreta haya apresurado la aparición de conclusiones que, en comparación con las que pueda tener respecto al cine, la literatura y demás, se me presentan de forma radical; pero también es probable que no, y que lo siguiente sea un hecho al que todos llegan tarde o temprano. Por aquí repetimos mucho lo de que los videojuegos son un medio bastardo, por aquello de que beben de todo sobre lo que yo no escribo, ya lo saben; hoy toca ampliar esa concepción por la que nos movemos y que sirve de guía básica para hablar del videojuego, y ya les aviso, será con una tendencia fatalista. Los videojuegos son un medio bastardo, pero además bastante tontos.

Continuar leyendo ««Max Payne 3» – Crítica»

Cinco apuntes sobre «Indie Game: The Movie»

Indie Game: The Movie
Lisanne Pajot y James Swirsky
Disponible en Steam, iTunes y descarga directa

Sería de locos no aprovechar la cabecera de la casa en la que se aloja Mondo Píxel para hablar del estreno de la semana, con perdón de Moonrise Kingdom, del que ya se ha rendido buena cuenta en sitios más lujosos que este. Fagocitamos la estructura de ese textazo para mostrarles cinco puntos clave para entender qué pasa con esta Indie Game: The Movie.

Continuar leyendo «Cinco apuntes sobre «Indie Game: The Movie»»

«Resistance: Burning Skies» – Crítica

Resistance: Burning Skies
Nihilistic Software
PlayStation Vita

Creo que hay por parte de los responsables de una entidad bancaria, más intención de hacerse ver, de generar presencia física de su imagen de marca y de estar porque hay que estar, que auténtica certeza de que se va a hacer negocio cuando sus gerifaltes deciden abrir una sucursal de la entidad de marras en una población pequeña con pocos habitantes. Pues bien, tengo la sensación de que Sony ha llevado un nuevo capítulo de la serie Resistance a PS Vita siguiendo el planteamiento del ejemplo bancario descrito: piensan que posiblemente no harán dinero, pero aunque no sea una saga tan asociable a la marca PlayStation como God of War o Uncharted, Resistance tiene que estar en Vita porque tiene que estar. Continuar leyendo ««Resistance: Burning Skies» – Crítica»

No hay que dejar de quejarse

Está claro que algunos de los implicados en esto del comentario de novedades de videojuegos nos hacemos viejos. No tiene nada que ver con la nostalgia. Tiene más bien que ver con el hecho de que en unos pocos años, la industria del videojuego ha descargado sobre nuestros endebles cuerpecitos de fans una serie de sillitas eléctricas y súplex horizontales que nos han triturado el espíritu. Y el entusiasmo. Ejemplo: Twitter es un páramo, por lo general, cínico y propenso al cachondeo fácil, pero era un panorama ciertamente desolador vernos a parte de nosotros y a amigos y vecinos como los miembros de El Píxel Ilustre o Games Ajare, entre otros tuiteros y gente afín a nuestra forma de entender los juegos, responder con decepción y chistes amargos a los subnormales aplausos de devoción de los asistentes a las conferencias que puntuaban cada nuevo y decepcionante anuncio de las grandes compañías.

Continuar leyendo «No hay que dejar de quejarse»