Probamos el multijugador de «God of War: Ascension»

godofwarmultiplayer

Resulta curioso cómo ponerse a los mandos de la Beta multijugador de lo nuevo de los de Santa Mónica, no sólo resume a la perfección lo que se puede esperar del desarrollador a estas alturas, por no decir de la experiencia Playstation 3 en sí misma.

En lo negativo, un servicio on-line lentísimo a la hora de descargar parches que por desgracia resultan demasiado frecuentes (hasta 2 gigas de contenido para poner el asunto en marcha y tres actualizaciones distintas hasta la fecha) que sin duda son dos de los grandes puntos pendientes para Sony y su apuesta on-line de futuro; menos actualizaciones y más ligeras.

En lo positivo, el concepto del on-line de Sony en sí mismo: dar al jugador acceso a una Beta gratuita, fiel reflejo de la filosofía de un Playstation Plus que desde hace ya mucho tiempo resulta mucho más recomendable que un XboxLive, acomodado en unos estupendos números en su país natal y que hace pocos o ningún esfuerzo en petarlo fuera de aquellas fronteras.

¿Pero y el juego en sí?

Vayamos a lo obvio. Para empezar, que haya habido frecuentes actualizaciones y de importancia (la última de 500 megas) que han recogido las opiniones vertidas por los betatesters quiere decir que a Sony le importa. Que le preocupa. Que no quieren que sea un simple añadido más para que luzca en la caja o soltarlo en los vídeos promocionales.  Sony quiere un plus sólido para la campaña individual y por lo que he podido probar, tiene pinta de que van a lograrlo.

Pero olvidémonos de la filosofía y vayamos con el juego en sí de una vez: Torneos a 2, 4 u 8 jugadores, por equipos o todos contra todos que transcurren en unas arenas en las que lucharemos con un personaje al que le podremos ir añadiendo (a medida que ganemos puntos) diferentes habilidades y equipamiento. ¿Y qué tal en esas arenas? Pues miren, muy bien. Para empezar, por la ausencia de retardo entre lo que indicas con tu mando y lo que sucede en la pantalla, cosa que se agradece bastante en un títulos en el que las tortas vuelan a una velocidad superior a la del sonido. Y segundo, porque luchar a brazo partido contra otros seres humanos o colaborar por equipos para atizarle en la testa a un tercero siempre es divertido.

Añádanle la inclusión en las citadas arenas de ciertos power ups temporales (¿alguien dijo Quake?) que te convertirán por momentos en el amo del cotarro y lo que tenemos es un multijugador solvente que mezcla el beat’em-up tradicional con un sistema de perks a lo Call of Duty  al que el único pero que se me ocurre ponerle es que en ciertos momentos resulta muy caótico. Aunque según la persona esto puede resultar un argumento más a favor que en contra.

¿Y qué dice esto del juego para un solo jugador? Pues poco o nada pero sí que se puede adivinar una excelencia en lo gráfico similar a la de God of War III, casquería variada y la brutalidad marca de la casa.

Así que por ahora, todo bien.

2 opiniones en “Probamos el multijugador de «God of War: Ascension»”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.