Primer vistazo en exclusiva a «Skara: The Blade Remains»

Celea

Hoy tenemos un estreno. Un semiestreno. Un lo-que-sea. Los chicos de 8-Bit Studio se han puesto en contacto con nosotros para que revelemos las primeras imágenes y el primer vídeo con gameplay de su futuro juego y debut en el mundo de los presupuestos considerables Skara: The Blade Remains. Se trata de un brawler de ambientación bárbara, enfocado al multijugador y donde lo único que imortan son los coscorrones, los mandobles y las gargantas seccionadas. Algo así tenía que ponernos los dientes largos, así que hemos hablado con ellos y nos han contado media docena de cosas sobre lo que están haciendo. Y pinta estupendamente.

Kharn

Pero antes de nada, sin más preámbulos, el vídeo.

http://www.youtube.com/watch?v=OIsRdDaMNpY

Vaya tela, ¿eh? Particularmente me recuerda en parte, aparte de todos los hack’n slash clásicos y que a buen seguro tienen bien presentes, al reciente Conan de THQ, uno de los títulos de acción casi pura recientes más ninguneados por prensa y público, un título con sus debilidades pero que hacía muy bien algo que también parece tener bien presente este Skara: una contundente ficisidad en los combates, lo que da pie a estupendo entendimiento de lo que tiene que ser la violencia en los videojuegos.

Khilma

El propio jefazo de 8-Bit Studio, Pablo Rodríguez, nos cuenta un poco cómo ven ellos Skara: «El concepto en sí es tan simple que casi da hasta miedo. Skara es un título de acción multi-jugador enfocado directamente al combate y a las hostias como panes. Olvídense de elfos, hechizos, criaturas místicas y armas mágicas con un +10 de resistencia a los días nublados. En el mundo de Skara sólo hay humanos, y lo único que importa es la habilidad para rebanar miembros ajenos, siempre con una premisa básica en mente: morir es algo condenadamente fácil». Lo dicho: dientes largos. Pero aunque a nosotros nos dicen «cabeza rodando por los suelos como una cagarruta de tigre de dientes de sable» y ya se nos hace la boca agua, parece que hay algo con más sustancia sosteniendo las bases de Skara: «Uno de los pilares en los que nos fundamentamos es el sistema de combate. Hemos desarrollado una jugabilidad que premia la habilidad, los reflejos y el buen hacer del jugador, al que soltamos en medio del campo de batalla para que se lo pase bomba blandiendo su espada en una locura frenética de acción sin límites». Ponme media docena de eso, chico, pero especifica. Y especificó: «¿Cómo funciona todo esto? Cada jugador puede escoger la dirección en la que ataca, y el oponente deberá esquivar esos ataques o bloquearlos exactamente en esa misma dirección para evitar ser impactado. Y esto es algo importante porque cualquier espadazo puede separar tu cabeza de los hombros. Aquí no tenemos barras ni puntos de vida. De la misma manera que sucedería en un campo de batalla real, en Skara un golpe directo con un arma bien afilada acabará con tu vida. Pero no hay motivo para la preocupación, ya que vuelve uno a regenerarse en otro punto del escenario y en breves instantes ya puedes hacer el berserker de nuevo». El resultado suena sencillo, sencillísimo, y adictivo. ¿Pero tiene posibilidades de aguantar en el tiempo? ¿Veremos la profundidad precisa en un juego así?: «El resultado es una jugabilidad mezcla de los FPS de toda la vida, con una ambientación de RPG y un sistema de combate que se parece bastante a un juego de lucha. Esto facilita que con la pericia suficiente puedas terminar con la vida de tres o cuatro enemigos en un santiamén (el gameplay que enseñamos es una buena prueba de ello), simplemente atacando en el momento adecuado, bloqueando y esquivando las embestidas de tus rivales para después ejecutar mortíferos contra-ataques».

Shinse

Nos gusta. También nos llama la atención la ambientación del juego. Conocemos a algún elemento de los que están por ahí haciendo diseños, y sabemos que en 8-Bit Studio hay cierta devoción por lo tenebroso, lo macabro y lo nigromántico, lo cual nos resulta muy positivo. Pero pedimos que nos concreten un poco la historia: «Otra característica interesante de Skara son sus cinco razas y las distintas facciones que las componen. Cada raza tiene sus propias armas característica y un estilo de lucha definido. Los guerreros de Khärn son grandes, lentos y pesados, y cargan con la espada más grande que pueden fabricarse para rebanar en dos a sus enemigos. Sin embargo, los soldados de Shinse son pequeños, rápidos y ágiles, y con sus dos katanas pueden ejecutar mortíferos combos que sus contrincantes ni siquiera verán venir. Luchando por la parte central del continente tenemos al reino de Durno, altivos y orgullosos guerreros que marchan al combate portando espada y escudo. En el norte los clanes de Tamvaasa viven en comunión con el frío y la naturaleza, y cubiertos de pieles acuden a la guerra cargando pesadas hacas a dos manos. Por último, en el sur de Skara encontramos a los ejércitos de Celea, especialistas defensivos que se escudan tras sus grandes rodelas y atacan a distancia con sus afiladas lanzas». ¿Sirve todo ello para algo más que hacer bonito en un pressbook?. Dicho de otro modo: ¿afecta toda esta división en razas a la hora de jugar? Parece que sí, con cierto toque estratégico que podría dar al juego un elemento diferenciador por encima de otros juegos de lucha enfocados al multi: «En cada raza encontraremos distintas facciones en las cuales los jugadores pueden enrolarse, empezando al principio como soldados rasos y ascendiendo en la jerarquía interna cuando se distinguen en el combate. Cuando un jugador alcanza las posiciones más altas recibe como premio la posibilidad de crear su propia facción, y podrá diseñar su vestimenta, estandarte y escribir su propia historia para pasar a formar parte de los hechos que componen el trasfondo de Skara. Lo que queremos conseguir con esto es implicar a nuestros jugadores para que participen en la historia del mundo que hemos creado, y dependiendo del éxito o el fracaso de cada una de las facciones en combate verán disminuir los territorios que controlan.»

Tamvaasa

Finalmente, nos preguntamos quiénes son 8-Bit Studio y de dónde demonios han salido: «Somos un grupo de desarrolladores locos de Barcelona que llevan años publicando juegos bajo el nombre de 8-Bit Studio, principalmente para publicidad, móviles y redes sociales. El primer título que hice se remonta ya a 2005, y desde entonces he ido reclutando a gente para unirse al equipo, no solo para trabajar en encargos de terceras personas, sino para desarrollar contenido con los que nadie se atrevía (el Focogame es un gran ejemplo de esto)». La siguiente pregunta es ineludible: ¿qué experiencia demostrable tiene el equipo? Vale que a nosotros el hecho de haber creado un juego protagonizado por John Tones nos basta y nos sobra, pero… ¿algo más?: «Hemos reunido un equipo compuesto de profesionales principalmente españoles, pero también gente de Francia, México, Reino Unido o Estados Unidos. Muchos de ellos vienen de compañías grandes como Codemasters, Ubisoft, Eurocom o Social Point, y acumulan entre todos una barbaridad de años de experiencia en el sector. Algunos juegos en los que han participado los miembros de nuestro equipo son: Tintín and the secret of UnicornJust DanceWantedBond LegendsBionic Commando o Need for speed Undercover»

Todo clarísimo. Y ahora, la pregunta del millón: ¿cómo y cuándo?: «El juego será un Free To Play disponible para PC. Tenemos prevista la conversión a la nueva generación de consolas para el 2014, y también presencia en móviles y tablets» Y con ese tracatrá nos quedamos. Con la promesa de que los juegos españoles no tienen por qué ser todos clones de éxitos ajenos ni productos derivativos. Esperamos frotándonos las zarpas.

Durno

 

 

 

3 opiniones en “Primer vistazo en exclusiva a «Skara: The Blade Remains»”

  1. Hombre, novedoso novedoso, no es. No recuerdo los nombres pero ya hay dos juegos medievales que son así a nivel jugable (para pc of course).

    Eso sí, suena divertido.

    Por último y siendo un poco tiquismiquis, si sòlo hay humanos lo correcto es decir etnias, no razas puesto que hace ya tiempo quese determinó que no es un término correcto.

  2. Juan, cuando esos dos juegos de los que hablas (si me permites intentar adivinarlos: Chivalry y War of Roses) te permitan crear tu propia facción y personalizarla, entonces aceptaré eso de que esto no es novedoso.
    Son los detalles lo que hacen un gran juego. Según tu argumento el CounterStrike y el Battlefield son iguales porque son FPS por equipos. Ánimo al equipo, ya era hora de ver algo así creado por una empresa española! Espero ansioso el lanzamiento!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.