E3 2013: Nintendo directa al pastel

Nintendo llega el último (o la última, que no quiero meter a la prosopopeya en líos) a la fiesta, y ni siquiera aparece en forma de conferencia, como queriendo decir «nosotros no necesitamos dos horas y pico de charleta para venderos un producto, ganarnos vuestra confianza y hablar de cosas sociales y televisión y la vida», pese a que efectivamente fuera esto lo que intentara en anteriores ediciones del E3 y pese a que, precisamente este año, es posible lo haya evitado ante el hecho de saberse algo ridícula en medio de tanto hype, con una consola con unos cuantos meses ya en el mercado que pronto se verá desubicada en la nueva generación que la competencia está por traer. Nintendo Direct, han dicho, desfile de títulos por venir y nos vemos en las tiendas.

Se le puede reprochar a Nintendo (con Iwata a la cabeza) ese afán continuista suyo, ese jugar sobre seguro con nuevas entregas de antiguas y siempre efectivas franquicias. Esto se hizo evidente con la salida de Wii (pese a que darlo todo por esa apuesta, ese concepto de consola, ya es más de lo que otros intentaron hacer avanzar la industria; saliera bien o saliera mal depende de a quién preguntemos), que pidió durante años un catálogo que finalmente lograra impulsarla (hablando a nivel jugable; las ventas las dejamos a un lado) más allá del puntual Mario Kart, Smash Bros., Zelda, Donkey Kong, y cinco o seis Kirby’s

Este año la apuesta de la casa no ha sido demasiado diferente. Un nuevo Mario 3D que parece poca cosa si pensamos en los Galaxy, un Pokémon más, Donkey Kong Country, Smash Bros., remake innecesario del mejor Zelda 3D que ha existido (quizá para que los que gritan «Zelda» en cada E3 no se vayan del todo descontentos mientras esperan al año que viene), Mario Kart, Wii Fit U, un Pinta y Colorea y un Mario Party 57 versión Mii’s, repartidos aquí y allá entre Wii U y Nintendo 3DS. Vale. Mal Nintendo por esa comodidad que me llevas, pero no nos engañemos, todos estos títulos son horas y horas de mecánica y satisfacción pura (de la que unos cuantos no gustarán, pero que millones disfrutan) y, más importante, son un puñado de títulos que convierten a Wii U en una consola bien definida. La puedes tomar o dejar, puedes comprarte un Blu-ray si lo prefieres o ver la NBA mientras miras el resultado en tu móvil y hablas con tu tía de Talavera con Skype, pero si te decides por la de Nintendo, dicen ellos, tendrás la de Nintendo.

Un poco como pasó con Wii, solo que este año Nintendo ha aprendido la lección y ha secuestrado a Platinum Games, también conocidos como Bayonetta 2 en exclusiva no sabemos hasta cuando y The Wonderful 101, que para empezar (y ya es bastante) pinta algo novedoso y adictivo. «Y ahora con third parties», ha dicho también Iwata de pasada en ese inglés con acento suyo que nunca mejora. «Y ahora con más indies».

Lo interesante es que mientras que Microsoft anuncia una versión renovada de Xbox 360 y Sony habla de un montón de títulos para PS4 que también se podrán jugar en PS3, porque mejor hacer de la transición una cosita relajada y a ver si no nos la pegamos esta vez aunque perdamos dinero al principio, Nintendo mató a su Wii hace ya tiempo y ahora puede, en este lapso de año y medio o dos años hasta que la próxima generación empiece realmente, aprovecharse de todos esos juegos para múltiples plataformas, sacar lo suyo e ir pensando en cómo va a enfrentarse a los mastodontes (hablando en términos de especificaciones) con un colchón de tiempo considerable para poder ver resultados —propios y ajenos— y maniobrar. Nintendo dice (de nuevo, sus palabras, todo transcripción del original): «si no sabes muy bien qué esperar del próximo año, toma, un cacharro más barato —y además para navidad vamos a bajar el precio más aún, ya verás— para que vayas entreteniéndote, bitch».

 

 

2 opiniones en “E3 2013: Nintendo directa al pastel”

  1. De acuerdo en esencia con lo que se quiere transmitir, pero solo un apunte sobre el juego de la bruja: Nintendo pone la pasta. O bien Platinum se agencia todos los derechos, o Bayonetta 2 se queda en la consola del señor que pone la pasta.

    En otro orden de cosas: Heil Iwata.

  2. Hace algún tiempo que no sigo mucho a Nintendo (más o menos des de la que sacaron la Wii), pero los juegos mostrados en éste video me parecen diversión pura.

    Creo que en el fondo Nintendo sigue siendo la mejor compañía de videojuegos a pesar de que vayan a su puta bola.

    Tal vez con el tiempo acabe con una Wii U…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.