Especial «GTA V»: ¿Por qué jugamos?

gtav

Ahora que ha pasado un mes de su salida y no están las hormonas tan revolucionadas lo podemos decir alto y claro: GTA es tedioso. Al menos en lo formal. Pasamos horas conduciendo coches que o bien parecen llevar un timón por volante o bien son tan realistas que necesitamos ir frenando en las curvas y casi casi no atropellar a nadie para no perder el control: una cuarta parte de las veces completando una misión consistente en ir de A a B y las otras tres intentando perder a la policía y poder ir, luego, de A (más lejos) a B; llamamos por teléfono y siempre comunica: da igual la hora, da igual a quién, siempre es tiempo perdido, y cuando nos lo coge alguien es para ir (conduciendo) a ver cómo nuestra pantalla se vuelve algo más borrosa tras una copa virtual, o para presenciar una película a tiempo real que, por muy meta y trans que sea, seamos sinceros, no está tan bien escrita; nuestro personaje se fatiga al correr y tenemos que parar a descansar; casi todas las misiones consisten en ir a un sitio (conduciendo, ¿ya lo he dicho?) pegar cuatro tiros y volver: existen juegos que son llamados de conducción y shooters que hacen ambas cosas algo más entretenidas e inmersivas; existen también juegos dedicados exclusivamente al tenis, y al golf; sus cinemáticas se vuelven repetitivas porque, da igual quien hable, su trasfondo, motivaciones o personalidad (y pocas veces esto trasluce en las cinemáticas), la conclusión es siempre la misma: conduce, dispara, conduce. Escucha la radio, muere, pincha una rueda.

Pero lo más tedioso de GTA V es ese “V”. Es saber que vamos a lo mismo de siempre, si acaso con detalles pulidos para buscar la perfección (ahora nuestro personaje gira la cabeza para mirar por el retrovisor mientras conduce, ja), pero sin ningún tipo de interés por evolucionar; un producto que en el cine lapidaríamos de inmediato (aunque de hecho los —mejores— directores, los obsesivos, recurran siempre en los mismos temas, aunque desde otros enfoques y no de manera tan explícita) es en este caso recibido con impaciencia y vítores (incluso en orden opuesto). Joder, si es que ni siquiera llevamos cinco. Tenemos que ir ya por la duodécima o vigésima vez que nos hablan de madurez, violencia, sexo y en general nos pintan ese análisis/crítica social de manual con diálogos ingeniosos en ocasiones pero de mensaje directo y plano, y por mucho que quiera empeñarse Rockstar, el mundo abierto no es el mejor canal narrativo para la parte de narrativa convencional que parece desea inculcar. Entonces, ¿por qué jugamos?


Franklin

Hemos llegado ahí, pero no sabemos muy bien cómo ni por qué. Aunque sí tenemos claro que la decisión no ha sido del todo nuestra, que la presión de los que nos rodean ha influido en cierto modo, que nos hemos creído la publicidad que han hecho de ello como la octava maravilla del planeta y la solución a todos los problemas que no sabíamos ni que teníamos, y nos hemos visto arrastrados hacia esa zona de mala reputación, pero de tanto beneficio. Porque somos chicos de barrio, humildes pero ambiciosos. Y nos sentimos transgresores. Somos algo ingenuos (si tu signo es sagitario, además, vas a morir mañana): nos creímos las promesas y nos lanzamos a por ellas porque ansiábamos ser los primeros en tener éxito y alcanzar la cima.


Michael

A nosotros lo que nos va es el cine. Es un arte con muchos más años de experiencia, una capacidad narrativa más pulida y en general menos trabajosa de consumir y entender que, digamos, un videojuego. Somos del tipo serio que va a los museos a sentarse en bancos y no sacar nada en claro, pero también necesitamos emociones fuertes, como toda persona que se vista por los pies, y cuando no les damos salida ellas mismas vienen a buscarnos para explotarnos en la cara. Es entonces cuando nuestro capullo interior florece, cuando el dinero y la familia y la salud quedan atrás (o no, dependiendo de tu capacidad de control) y nos domina una insania transitoria que llevábamos reteniendo demasiado tiempo.


Trevor

El verdadero sueño americano trata de violencia; de la violencia interior que debemos dejar salir para sentirnos realizados como personas, por ser parte innegable de nuestra naturaleza. La violencia como esencia no exclusiva, sino complementaria a otras sensiblerías; como contexto para la oscuridad de nuestra existencia pero también cuna para la luz arrojada por los detalles que reinan el mundo y están ahí, esperando a ser descubiertos en lo alto de una montaña o en el fondo del océano. Y cuanta más violencia dejas traspirar más necesitas, porque más la disfrutas, más te reconoces identificado y más se diluyen las barreras de la moralidad. Así que cuando atropellas a un ciervo no atropellas a un ciervo, sino que estás haciendo exploración introspectiva. Y además atropellas a un ciervo.

gta_5_actors

Pero al final todo trata de conducir. De las horas que puedes estar sin hacer nada, s(ó)lo yendo de acá para allá con una extraña sensación positiva de que hay mucho, quizá más allá, cuando en realidad el vacío te consume de forma constante mientras das rodeos, hasta que te haces mayor y decides qué clase de persona quieres ser y cuál quieres arrojar por el acantilado. Por suerte nadie dijo que el vacío no pueda ser disfrutado.

 

9 opiniones en “Especial «GTA V»: ¿Por qué jugamos?”

  1. Patética critica a este juego que está entre los mejores de la generación sin duda…apoyo las críticas con buenos pilares pero esto es demagogia barata y mala!

  2. La crítica más estúpida que he leído sobre GTA V…

    Si te aburre conducir y disparar… ¿no has pensado que a lo mejor el problema es tuyo?

    Es como decir que un ‘colofdiuti’ es tedioso ya que se basa en ir de cobertura en cobertura eliminando los enemigos que van saliendo en los respawn. Obviamente a mi así me lo parece, por lo tanto ni compro un call of dutty ni pretendo que sea más que lo que ofrece…

    Pero ¡Eh! Mola mucho eso de ir de guay y de alternativo con super criterio diciendo que GTA V no es tan bueno…

  3. No puedo estar mas de acuerdo.

    Mas de una decada despues, el juego apenas ha evolucionado y sigue transmitiendome la sensacion de estar en un mundo de robots.

    Un juego que es, fundamentalmente, 50% tps y 50% conduccion, pero que no destaca en absolutamente nada en ninguna de esas 2 facetas jugables.

    Como tps es del monton. Juegos como GOW, Uncharted, Mafia 2, Spec ops, TR…etc, tienen un sistema de coberturas y tiroteos mucho mejores.

    Ya no hablemos de las partes al volante. En un juego asi, las persecuciones deberian ser clave. La triste realidad es que las persecuciones con la policia no llegan ni a la suela a las de Driver, un juego de PSX y 15 años mas antiguo. Lamentable.

    Mientras en Driver teniamos que perder a la policia que teniamos DETRAS con nuestra habilidad al volante (corriendo por el carril contrario, haciendo zig-zag entre obstaculos, entrando por callejones estrechos…), en GTA V, al igual que en los anteriores, todo se reduce a correr hacia adelante y ver como los coches de policia desaparecen literalmente en nuestro retrovisor, mientras el juego va generando coches de policia a nuestro paso, que aparecen por delante y desaparecen nuevamente por detras. Lo peor de todo es que esto pasa conduciendo un deportivo o un todoterreno lento. Lamentable.

    Y las misiones? Pues lo de siempre. Ve a este punto y espera a que te digamos a que punto tienes que ir. Ve al otro punto y mata a los puntitos rojos del minimapa. Todo guiado a mas no poder, llevandote de la mano del punto A al B y diciendote que debes hacer en cada momento, no vaya a ser que el jugador de encefalograma plano que predomina en este juego se pierda.

    La historia principal sigue diluyendose tanto como siempre y sigue sin ser tan madura como a muchos nos gustaria. Eso si, tiene muchos tacos y palabrotas varias, por lo que hara las delicias de los niñatos y jugadores de mente limitada, que piensan que por leer «hijo de puta voy a follarme a esta jodida ciudad» ya estan viviendo una trama adulta y seria.

    El reto sigue siendo nulo. Una vez mas encarnamos a un dios al que nadie se atreve a toser. Vas por la acera y la policia mirando. Vas a 300 por el carril contrario y la policia mirando. Te saltas 13 semaforos y arrollas a todos los coches que tienes por delante con un camion y la policia mirando. No hay ninguna consecuencia para tus actos ni ninguna limitacion. Conduce por donde quieras y como quieras, coge el coche que quieras y olvidate de esquivar farolas o semaforos que se caeran al golpearlos. La exigencia del juego es totalmente inexistente. Esto encandilara a los canis de todo el pais.

    Mi veredicto? La evolucion es nula en aspectos que realmente la necesitan (desarrollo de misiones, IA), no sobresale en absolutamente nada a nivel jugable y no deja de ser mas de lo mismo añadiendo 4 minijuegos chorras. Pero se llama GTA V, por lo tanto le doy un 10/10 y lo coloco como el mejor juego de la historia del videojuego.

    Un saludo.

  4. Comprendo las dos posturas: tanto que el juego es tedioso y repetitivo, como que es un buen juego (un muy buen juego) dentro de su categoría.

    Yo personalmente creo que la fractura de opiniones está causada por la cualidad del GTA V de ser un juego de masas. Es un juego creado para llegar a una cantidad enorme de gente. De esa gente, algunos reprocharán la linealidad, falta de dificultad o repetitividad de mecánicas o historias; otras personas verán el juego como una auténtica fuente de diversión; e incluso habrá gente que vea el juego como difícil, de controles difíciles o de mecánica incomprensible.

    Por mi escasa experiencia en el juego opino que es un juego divertido, con una variedad y extensión casi inabarcables, de extensa libertad. Sin embargo, también siento que como juego de conducción es un poco decepcionante (en especial las motos), como shooter repetitivo, pobre en el caso de tenis o dardos, etc.

    En definitiva es un juego muy completo, pero incapaz de perfeccionar ninguna de sus características jugables ni especializarse. Y según creo la verdadera pregunta es si este es el camino para crear buenos videojuegos. Yo diría que no, pero desde luego que es muy divertido.

  5. Cuando en un juego, supuestamente de acción, la gente destaca más el hecho de poderse ir de putas, comer hamburguesas, pasear al perro, conducir sin ton ni son y, de vez en cuando, hacer alguna misión que no aporta realmente demasiado desafío, es hora de apagar la consola. O enchufarse el Super Probotector.

  6. No es lo que prometían, pero yo ayer aluciné robando un avión del aeropuerto, perseguido por un helicóptero de la policía, y sumergiéndome con el minisubmarino buscando muestras radioactivas en las profundidades marinas. Es un videojuego, no la vida real, pero hombre, mola mucho.

  7. El. Gta v no es divertido para mi, porque no me gusta hacer cosas como pasear al perro en un juego, para eso lo hago en la vida real y para hacer lo que dice el comentario de arriba tenes que hacer un montón de cosas aburridas antes además no se destaca en ningún aspecto sobre otros juegos (no es buen shooter ni, etc) y en el tema de que tenes mucha libertad no es tanta como en el minecraft por ejemplo, ese aspecto es el uNico que me gusta del gta pero como el mc le gana juego al mc, además para tener una dosis grande de emoción y acción con el gta tenes que pasar horas jugando y con un juego como el killzone en 5 minutos tenes más que en todo el gta
    No critico a los zombis que juegan gta

Responder a David Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.