«Tearaway» – El cajón de papel

tearawaycover

Tearaway
2013
PlayStation Vita
Media Molecule

Sin necesidad de ser expertos en la materia sabemos que el juego, como fenómeno humano, es una actividad placentera en sí misma que el individuo realiza para obtener el placer de realizarla. El juego, además de pieza clave en el aprendizaje, es un liberador de conflictos; bien ignora los problemas, bien los resuelve. Pero además, decía D. Winnicott que la zona de juego, ésa en la que el sujeto se halla muy concentrado y no admite intrusiones, es una zona intermedia que no es ni su realidad subjetiva ni el mundo exterior, ya que en el juego el individuo reúne objetos o fenómenos de la realidad exterior usándolos al servicio de su realidad interna o personal. Algo similar ocurre en Tearaway: además de ser una fuente inagotable de placer lúdico sin otro objetivo que serlo, los objetos y fenómenos de la realidad se introducen en su mundo digital para poder dar vida al juego como tal, concretamente, a uno de los mejores y más sorprendentes del año.

Quizá no haya sido ésta la intención de Media Molecule (¿o sí?), y queda claro que Winnicott no llegó a conocer los videojuegos, pero Tearaway ha conseguido erigirse como un perfecto paradigma de juego en toda la amplitud y exactitud del término, y logra desplazar el concepto de interacción digital a un plano mucho más (valga la reiteración) interactivo, más íntimo. El objetivo, aparte de hacernos disfrutar de una mezcla explosiva, alocada, colorista y bellísima de papiroflexia multi género, es estrechar el lazo existente entre el jugador (acción), lo que ocurre en la pantalla (reacción), y viceversa. Plataformas, puzles, carreras, mini juegos y mamporros pero también fotografía, dibuja y recorta, personaliza, explora, juega, grita, diviértete, sé feliz (al menos durante un rato), y todo ello mediante un sistema de control no ya perfectamente adaptado a las características de PlayStation Vita, sino que la consola parece diseñada específicamente para Tearaway. El juego aprovecha absolutamente todas las funcionalidades de la máquina porque todas son imprescindibles (de una forma coherente y necesaria) para crear un vínculo entre juego y jugador.

Tearaway, en su concienzudo afán por hacerte sentir importante, por dejarte claro que eres imprescindible en la realización misma del mismo Tearaway, te pide cosas constantemente, acercando cada vez más a las criaturas de uno y otro lado de la pantalla hasta que confluyen en el mismo lugar, en un mundo que podemos tocar, manipular, modificar, creando mecánicas puramente cooperativas entre jugador y avatar en una dinámica de comunicación digital que se desenvuelve con una naturalidad asombrosa. Y todo esto ocurre lejos de cualquier aspiración trascendental (¿o sí?), responde al juego puro, exactamente a ese mismo, íntimo y personal, que sucedía en nuestra habitación cuando nadie nos veía.

Tearaway es la muestra ejemplar de un estudio que ha sabido madurar una muy particular manera de hacer las cosas. Es la sublimación de todas las buenas ideas proyectadas en LittleBigPlanet y la concreción de alguna que otra demasiado amplia (como la vertiente editora) en aspectos mínimos y funcionales dentro del desarrollo del juego. Por desgracia, también es un título que, por sus características y por las características de su plataforma, va a quedar relegado a un plano minoritario, pero esperemos que muy, muy ruidoso. Pocos juegos lo merecen más. Media Molecule es uno de los estudios con mayor proyección creativa del sector actualmente, y, ojo, no ha hecho más que empezar a demostrarlo.

3 opiniones en “«Tearaway» – El cajón de papel”

  1. Lo he podido probar y es uno de esos juegos que te hacen pensar en comprarte la PS VITA, es increible cómo te enseña a jugar con las posibilidades de la consola y consigue integrate en el juego. Si hubiese sido un juego de un personaje consagrado (Mario, Sonic, Crash, Rayman… etc…) seguramente tendría una campaña publicitaria y el éxito de ventas que se merece.
    Lástima que no haya mas juegos como este para PS VITA, es de los pocos con «Gravity Rush» que muestran algo distinto a lo que juego en mi PS3. Aun así para mí es corto el catalogo original de PS VITA para justificar la compra de la consola, seguiré esperando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.