«Weird Dreams» – Malrollismo en su Atari

WEIRD DREAMS

Weird Dreams
1989
Microplay
Atari ST (versión comentada), Amiga 500, Commodore 64, DOS

En la actualidad se destila mucho eso de que un videojuego sea más que diversión y que contenga aspectos ajenos a lo lúdico, cosas así como personajes con profundidad psicológica, tentativas para derrumbar la cuarta pared, guiones que nos hagan pensar más de lo necesario, argumentos y situaciones que pretendan dejar al jugador con el culo torcido y con cierta dosis de ansiedad o angustia. El camino fácil para sorprender es, sin embargo, el de generar un juego que escampe mal rollo, que catarlo sea pretensión de dejarte con mal cuerpo, con respiración agitada y las manos tiritando. Rainbird Software lo hizo en 1989 con el juego Weird Dreams para Atari ST.

Nos impersonamos en un señor que yace en una mesa de operaciones y se conoce que experimenta una pesadillesca ECM –Experiencia Cercana a la Muerte–, horrorosa y terrorífica en todos sus aspectos, surrealismo insano que empieza con la vestimenta que calza –un pijama a cuadros– y pasa por escenarios chungos –dentro de una máquina de algodón de azúcar, un desierto con peces voladores…– hasta rematar enemigos insanos a más no poder, como una niña psicópata que nos sacará las tripas con un cuchillo de carnicero si no sabemos jugar a la pelota con ella o un gargantuesco pollo a l’ast que cacarea a través de una boca que luce la dentadura robada a Raphael, el cantante español.

En un Atari ST –en los modelos FM, que no funciona en los STE– impresiona lo suyo todo el conjunto, mezcla la sonoridad chiptune típica de la época –melodías de David Whittaker, nada menos– con ocasionales samples chuscos de mínima frecuencia de muestro, cuya crudeza aumenta la incomodidad de estar sentando frente el ordenador y ¿vivir? ¿sufrir? ¿experimentar? el juego. Y el final, ese final al que llegamos después de tanto padecimiento que enlaza con la línea argumental que nos mostraba un manual de instrucciones en forma de mini novela que nos ponía en antecedentes, un malrollismo desde el principio, durante y hasta el fin de la partida, un mal rollo de esos de yonqui, del que engancha enfermizamente, del que recomiendas con aquello de «tú pruébalo y luego me cuentas». Así que, pruébenlo y luego me cuentan.

http://www.youtube.com/watch?v=2zBNjXgEMf0

1 opinión en “«Weird Dreams» – Malrollismo en su Atari”

  1. Caray, pensaba que yo era el único ser humano de la peninsula que sufría y tenia pesadillas con este juego en mi ST, pero veo que no, que por lo menos jugamos dos personas.

    Y si, la definicion de mal rollo es la aplicacion a cualquiera de los sonidos digitalizados e imagenes que emitía el juego con sus pesadillas, nunca he tenido una sensación de angustía y tener ganas de que se pase como en ese videojuego (quizás la edad influyese).

    Mil gracias S^T^A^R por el articulo (ya solo falta que escribais un día del Sapiens y perderé el conocimiento)

    Ramon,

    PD: Voy a ver el video……….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.