«Kuru Kuru Kururin» – Molinetes de precisión

kururin_gbaeubox

Kuru Kuru Kururin
2001
GameBoy Advance
Eighting

(Artículo publicado anteriormente el 15 de marzo de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

Les habrá pasado alguna vez: llegan a casa con una cogorza de campeonato e intentan que sus familiares no lo noten. Tarea complicada, ya que su cabeza parece dar vueltas y más vueltas y en el etílico estado en el que intentan caminar, el pasillo que comunica la entrada a la vivienda con su dormitorio se asemeja a un larguísimo laberinto repleto de recodos y traicioneros giros de 90°. Finalmente alcanzan la meta, aunque el gotelé que embellece la pared del pasillo les ha pegado un par de buenos zarpazos en el codo.

Así es Kuru Kuru Kururin. Como acudir borracho a una comida con los suegros e intentar que nadie se aperciba de nuestra alcohólica condición, como participar en una marcha militar y tratar de no salirnos de la formación aún yendo con un pedo monumental. Kuru Kuru Kururin es, en resumen, giros continuos e intentos de mantener el control: «kuru kuru» es una onomatopeya japonesa con la cual se intenta imitar el sonido que produce un objeto en rotación constante. En Kuru Kuru Kururin tendremos que ser sobrehumanamente habilidosos si queremos conseguir que el helicóptero que manejamos -cuyas grandes aspas nunca cesan de rotar-, atraviese un serpenteante pasillo cuyas paredes no deberemos tocar si no queremos perder la partida. Una tarea ardua y aparentemente repetitiva pero que jamás aburre, porque Kuru Kuru Kururin es un juego divertidísimo. Tan divertido como agarrar un cogorzón de campeonato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.