«Dead Space» (iPad) – Horror espacial portátil

dsm

(Publicado originariamente en El Juego del Día en abril de 2011)

Dead Space
iPad (formato comentado), iPhone
EA
2011

Con las cosas de las que soy fan, soy fan hasta extremos incansables: no suelen molestarme secuelas, remakes, ports, refritos y demás explotaciones más o menos disimuladas de éxitos previos. Sin embargo, pronto me agotó la poca imaginación con la que se exprimió una idea con tantas posibilidades como la de Dead Space. Posiblemente debido a que la primera entrega no fue el exitazo que preveía EA, encuentro a las secuelas muy temerosas de explotar unas características que ya nos deberían haber llevado a media docena de escenarios memorables, y que solo ha ofrecido un par de estaciones espaciales de características perfectamente intercambiables. Una pena, porque los necromorfos son el gran descubrimiento de los videojuegos de horror de los últimos tiempos, el armamento de Isaac Clarke y sus cada vez más numerosos sosías es espectacular, y el equilibrio entre tensión y masacre suele estar bien dosificado en todos los juegos de la serie.

Sucede incluso en esta entrega para iPad (e iPhone), posiblemente el juego gráficamente más espectacular que tuvo el dispositivo portátil en sus primeros meses de vida. Este Dead Space tiene bien claro el equilibrio que el jugador precisa entre pasillos abandonados, tentáculos que se escabullen por un respiradero y ataques de necromorfos en grupos más o menos abundantes. La tableta responde moderadamente bien a los imprescindibles ajustes de control (pulgar derecho para mover al personaje, pulgar izquierdo para apuntar y disparar), y aunque hay momentos de caos no siempre bienvenidos (recoger munición o recargar enmedio de un combate es imposible), el jugador se topará con un par de semi-improvisadas novedades en el sistema de juego. Por un lado, apuntar y disparar es más intuitivo e igual de preciso con la pantalla táctil que con los sticks, al estilo de los shooters sobre raíles de la serie para Wii o Move. Por otro, el juego favorece el combate cuerpo a cuerpo con una sierra de mano, y el jugador acostumbrado a los otros juegos de la serie, donde más vale conservar las distancias, se verá en más de una ocasión lanzándose de cabeza contra los necromorfos, sierra en ristre, para ahorrar munición.

Sin embargo, los pasillos con luces estroboscópicas comienzan a denotar cierto agotamiento. Los ascensores, las salas asépticas ocasionalmente corrompidas por pintadas y cadáveres funcionaron en un momento dado, pero al jugador de iPad que conozca los juegos anteriores de la serie experimentará una sensación agridulce al verse con un juego con un sistema de control tan abierto a la novedad (con esos breves pero impactantes interludios de lucha en gravedad cero), pero con una ambientación tan clónica de anteriores aventuras. El ridículo precio promocional y el impacto gráfico sin parangón en el soporte convierten este Dead Space en una obligación para los poseedores de un iPad, pero hasta el fan más fatal debería estar ya pidiendo un giro inmediato en la ambientación de la saga.

 

1 opinión en “«Dead Space» (iPad) – Horror espacial portátil”

  1. Lo tengo para el iPod y lo aguanté unos 15min. El control en mitad del combate me pareció insufrible. Pero la culpa es mía por jugar a un juego con sticks virtuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.