«Wooden Sen’sey» – Ninja de palo

2526364-1384030-qghx0hc

Wooden Sen´sey
U
pper Byte
WiiU (versión comentada), PC, Mac
2013

A diferencia de la práctica totalidad de géneros, cada uno con su propio historial de glorias y barbechos, no ha habido un solo momento en la ya no tan breve historia del Videojuego en que los plataformas hayan dejado de ser populares. Yo lo he achacado siempre a que (junto con el salto y el ritmo) la tercera pata de este banco del brinco y la carrera es la ductilidad: desde el RPGs al musical, desde el shooter al deportivos, los plataformas han sabido aprender algo cada vez que se han dejado querer por lo que fuera que pegase en cada momento.

Y bien que han hecho, porque los jugadores perdonamos los maridajes más sacrílegos con tal de que los niños salgan guapos, y quizás gracia a tanto salto y correr contra el cronómetro, no ha habido año en que no hayan quedado por lo menos resultones. Lo que no  quita para que hace ya tiempo que su belleza se haya hecho tan hueca como previsible: pueden haber pasado años desde que se anunció la última novedad verdaderamente ambiciosa, y de las franquicias con solera solo las series Mario, Sonic y Rayman mantienen una presencia regular, siempre con ventas saludables, a menudo estancadas en su propia fórmula.

Wooden Sen´sey es un juego minúsculo de correr y disparar que hace bandera de sus mimbres plataformeros pero, sobre todo, de su propia pequeñez. A menudo parece mirarse en los Mario World originales más que en los clásicos indiscutibles del género, trasladando niveles como el del submarino o la isla de Pascua a un Japón feudal elegante hasta el sthendalazo. Sin atajos, sin distracciones posibles, el protagonista quiere ser una fuerza destructora que no deja títere con cabeza en escenarios que, como en aquellos juegazos de Game Boy, deben recorrerse a toda velocidad. Ahí empiezan los problemas, porque un juego de plataformas no consiste en colocar un montón de superficies por el nivel, sino en ingeniárselas para que avanzar de una a otra sea interesante durante toda la partida. Wooden Sen´sey atiborra de vidas al jugador para que no tema experimentar en un escenario donde casi no hay nada que hacer, le anima a correr aunque los niveles apenas transmitan sensación de progreso, le carga de armas que no tiene por qué utilizar antes del último checkpoint.

Wooden Sen´sey es un plataformas con buenas intenciones que se ha quemado las pestañas estudiando a sus modelos sin terminar de entenderlos del todo. Los huecos de su fórmula se podían haber resuelto con mecánicas musicales o de conducción, más que exploradas en otros juegos del ramo, pero ha escogido mantenerse puro en un género caracterizado por el mestizaje más libertino y el resultado es un juego de saltar sin tener a dónde, de disparar sin tener a quién. De correr mucho, todo el rato, pero como sin prisa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.