«The Last of Us – Remasterizado» – Más de lo mismo

the-last-of-us-remasterizado

The Last of Us (Remasterizado o no)
PlayStation 3, PlayStation 4
Naughty Dog
2013, 2014 y calculo que el remake lo harán en 2029

Mi profesor de redacción periodista me decía que nunca tenía que empezar nada de lo que escribiese con gerundio, pero que le den por culo a ese viejo mamarracho:

Jugando a The Last of Us Remasterizado, me doy cuenta de lo horrible que es el paso del tiempo en los videojuegos. «¡Sagerao, si sólo ha pasado un año!», lo sé, pero no me refiero a que haya envejecido mal visualmente, aunque la remasterización tampoco es para tirar cohetes, querida voz de turno que me da la réplica en la cabeza mientras escribo.

Yo hablo de sus mecánicas, de los evidentes fallos de inteligencia artificial que tantas risas me producen cuando la niña se cruza delante de un zombi que la ignora y, sobre todo, de que The Last of Us en un año ha perdido toda esa estela de fascinación que acompañó a su lanzamiento. Yo también piqué, ¿pero qué queda ahora de The Last of Us? ¿Qué poso deja en el mundo del videojuego si lo comparamos con Portal 2, Dark Souls, Super Mario Galaxy, Braid o Fez? Yo os lo diré: ninguno. Es un juego más. No ha creado un icono, no ha dado lecciones de narrativa, no ha hecho el medio ‘más adulto’ –¿qué pollas significa eso?– y no ha roto barreras sociales. Al final, ha sido un buen juego más, uno que, honestamente, no se merece un diez, como sí esos cinco de ariba y que, desde luego, ni es un Ciudadano Kane ni hostias.

En esta tercera partida a The Last of Us, porque esta es la tercera vez que me lo acabo –irónico, si ya lo sé–, lo he disfrutado casi igual que la primera, ya muy consciente de que sus mecánicas no eran en absoluto nuevas, ni cuando se lanzó en PS3 ni ahora en PS4, quiero decir; de que el sigilo, aunque entretenido, tampoco es novedoso; y de que, yo que sé, manejar a un TBH –tío blanco heterosexual– con barba, camisa de leñador y torpe pegando tiros o puñetazos tampoco me parece algo renovador. De hecho, con esa descripción, no deja de ser un everyday man como Nathan Drake, pero influenciado por las modas actuales, por lo que ni niña muerta ni nada.

Entiendo la contradicción de disfrutar a pesar de todo ello, pero creo que lo hago porque Naughty Dog me sabe engañar con su detallismo técnico: con cómo se mueven los personajes, cómo interactúan con las paredes cuando se mueven pegados a ellas, con los muebles mientras se ocultan, esas cosas. The Last of Us me gana por las minucias, asombroso, pero es que no pretendo engañar a nadie: me paso las horas repitiendo fases –checkpoints, para ser precisos– porque soy de repetir escenas mil veces para sacarlas perfectas: sin ser descubierto y todos los zombies o soldados abatidos. Lo convierto en un juego de puzles ligeramente dinámico.

¿Os sorprende que no hable de la historia? Es que a estas alturas es lo que menos me llama ya del juego. Es bonita, me gusta la evolución de los personajes y está muy bien actuada en las cinemáticas, pero no avanza mientras juego y, como ya me sé lo que pasa al dedillo, me las he saltado casi todas. Es lo que tienen los juegos con esa brecha ludonarrativa tan evidente. ¿Se escribe así, ¿no? ‘Ludonarrativo’. Pues eso.

10 opiniones en “«The Last of Us – Remasterizado» – Más de lo mismo”

  1. Yo lo estoy jugando ahora por primera vez. No lo hice hace un año por todo el jaleo y hype que se montó a su alrededor y estoy 100% con todo lo que dices. Es más, la puta niña invisible para los champiñones me pone de los nervios cada vez más.

  2. Lo comenzé a jugar por primera vez hace 3 días y también soy de los que repite la escena mil veces hasta lograr eliminar a todos los enemigos sin perdida excesiva d municiones o perder Mucha Salud y después reviso hasta el ultimo rincón de cada escenario buscando cualquier objeto.

    Ya me tocaron las escenas donde avanzo con sigilo pera evitar ser descubierto, mientras Ellie y Tess pueden correr y chocar con todos infectados sin provocarles el mas minimo disgusto.

    Pero bueno, el juego cumple, me entretiene y me mantiene con los dedos atados al dualshock

  3. El juego no buscaba inventar la rueda hace un año ni lo busca ahora, y un juego no es mejor por ser innovador.

    The Last of Us no es revolucionario, no inventa la rueda, simplemente es mejor que todos los demás, porque sabe mirar donde nadie más lo hace, decir que es «uno más» me parece triste, muy triste la verdad. Sobre todo leyendo que te lo has terminado 3 veces repitiendo una y otra vez las mismas fases… Eso dice muchas cosas del juego y ninguna mala, menospreciar el nivel de pulido que tiene en cada pequeño detalle de sus mecanicas me parece atrevido cuanto menos.

    Y sobre el guion… Para mi es el videojuego mejor escrito del medio. No porque su historia sea fresca o novedosa, no lo es, sino por como están escritos sus personajes, los mas maduros y bien escritos del medio sin lugar a dudas, al final todas esas referencias y cliches se quedan en nada cuando eres capaz de interpretar los silencios de cada personaje, las miradas… No saber disfrutar de esas cinemáticas, aunque sean las mismas por tercera vez me parece demencial… Sobre la brecha ludonarrativa… Precisamente me parece de los juegos que mas difumina esa brecha, transmitiendolo todo a través de sus mecanicas.

    Supongo que el tiempo pondrá las cosas en su sitio, pero ya quisiera yo encontrarme cada año con un juego así, porque para mi, ninguno de la ya pasada generacion le llega ni a la suela de los putos zapatos.

  4. The Last of Us es un gran juego que no esta libré de fallos. La IA aliada es buena y su invisibilidad por parte de la IA enemiga es un mal menor para no castigar al jugador de manera injusta. No posee mecánicas innovadoras pero funcionan a las mil maravillas, de no ser así no podrías jugar ha hacer una partida perfecta de sigilo por ejemplo. Elogiar tanto su diseño artístico como el de los escenarios que aportan datos y detalles a la historia. Los diálogos que hay mientras estamos jugando están muy bien aunque resta inmersión que tengamos que pulsar triángulo para activar algunos.

    Ese mal de que «lo que me cuentas en la cinemática no tiene que ver con lo que juego» no se produce, siendo un paso necesario para llegar a esa ludonarrativa a la que deben aspirar los videojuegos que quieran contar una historia.

    El guión no es un desecho de originalidad y utiliza varios clichés pero eso no significa que no esté maravillosamente escrito y estructurado. No hay un solo momento en el que no sea coherente con lo que juegas. Al contrario que otros juegos que se dejó el guión para lo último, en The Last of Us guión y diseño van de la mano.

    Y por último sus personajes. Todos bien construidos y desarrollados, ninguno de ellos queda plano o incoherente. Mención especial merece Ellie por el debate actual de la representación de las mujeres en los videojuegos. Además de ser un personaje cojonudo claro está.

    The Last of Us será recordado con el paso del tiempo junto a otras joyas que intentaron contar buenas historias sin descuidar su parte jugable como Silent Hill 2, Beyond Good & Evil, Psychonauts o Final Fantasy IX.

  5. Yo lo jugué. Ví la de fallos de mecánica que tenía, que era más sigilo que un Uncharted y la niña prodigio, será porque está infectada con el virus y por ello no la ven/detectan.

    Duró 30mins en mi ps3. Reconozco como buenos el gran detallismo de Naughty Dog con lo de apoyarse en el entorno, el detalle gráfico del mismo, pero ya está bien de tanto Walking Dead, otro bodrio peliculero sin sentido.

    Que vuelva Nathan Drake y Sully y les den una patada en el culo al barbas y la pelirroja. Como TLOU suplante a Uncharted como juego principal del estudio, ya no habrá motivos para una Ps4, almenos en mi mundo.

  6. Bueno, es lógico que ante un título de la envergadura y la repercusión de TLOU surjan voces discordantes. Tal vez esa es la cruz que le toca llevar a los éxitos de crítica y público. Aunque el argumento de que el título de ND no reinventa la rueda se podría aplicar a todos los títulos mencionados en el texto, desde FEZ a Mario Galaxy, ambos un auténtico alarde de diseño y el segundo, a mi parecer, uno de los mejores plataformas de todos los tiempos. Pero eh, que ya lo hicieron antes, eso sí, con menos ingredientes y en otro contexto. El mérito de TLOU no consiste en inventar algo totalmente nuevo (a ver quién es el guapo o la guapa que lo logra en estos días) sino en realizar excelentemente lo que se propone y aportar elementos ya existentes recombinados de forma novedosa y muy bien implementados en una historia contada con sobriedad y profesionalidad.

    Un consejo. Para aquellos/as que quieran disfrutar de veras del título les aconsejo que jueguen al menos en difícil y no empleen la posibilidad de ver las siluetas de los enemigos a través de las paredes. Creo que aprovechar esta notable ventaja se liquida de un plumazo toda la tensión y el suspense que el título puede ofrecer.

  7. Este juego es uno de los que siempre recordare y leyendo tu articulo me doy cuenta de que no te gustan realmente los videojuegos.
    Tratas a los videojuegos como un trabajo cuando en realidad son artes. Si supieses de lo que estoy hablando lo habrias disfrutado mas.
    PD: el juego no puede ser tan malo si ha conseguido que miles de personas sientan algo con el.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.