«True Gamer Girls» – Lo Gamer, lo Gate, lo Girl

portada

Ya va siendo hora de que el sector supere una adolescencia que se está estirando demasiado. Hace tiempo que le cambió la voz y su vello corporal es ya bastante abundante, pero sigue emperrado en darle vueltas a los mismos juguetitos una y otra vez. Y no se trata de quitarle el juguete a nadie, se trata de que existan más tipos de juguetes y de que todos juguemos. Mucho se está hablando en los últimos meses sobre sexismo dentro de un sector sexista, y todavía hay quien se extraña, quien no lo pilla, hay quien incluso se indigna. Por no hablar de los “estáis en esto para follar”. Me gustaría saber cuántos de aquellos que piensan que no hay debate, o que no hay sexismo, han preguntado a sus amigas, a sus parejas o a sus conocidas sobre el tema. En la recepción de mensajes online que oscilan entre el “vete a fregar”, “¿Es tu novio el que juega?” “¿Estás buena?” o “¡Quiero conocerte, por favor, estamos hechos el uno para el otro!” que toda videojugadora ha recibido en alguna o varias ocasiones, hasta los recientes hechos ocurridos con Anita Saarkesian y Zoe Quinn, subyace exactamente la misma problemática. Una que es extensible a todo un grupo social, camuflada, a veces obviada, o sublimada, pero que brota con especial fuerza por las zonas menos transitadas tradicionalmente por mujeres.

Los videojuegos, especialmente hoy en día dada su enorme difusión, son una herramienta de aprendizaje más en tanto responden a una dinámica básica de estímulo-respuesta interactiva. Y podría decirse que todo lo que los rodea responde a esta misma dinámica. Y, les guste o no, si dicho medio (el videojuego) reproduce contenido sexista está transmitiendo ese tipo de mensaje al receptor. Perpetuar estos esquemas, dentro o fuera del juego, retroalimenta ese clima de club de varones selectos en el que muchos creen encontrarse (bombín y monóculo incluidos). Es un buen momento, dados los últimos acontecimientos, para que todos los implicados en el sector tomen consciencia de esto. Nunca dejarán de aparecer personajes femeninos con tetas inmensas que disparan misiles en forma de tetas que se abren y disparan perros escupiendo abejas asesinas. (Esto a nosotras también nos gusta). Pero así como gusta el cine de Russ Meyer, afortunadamente no todo el cine es Russ Meyer, ni tampoco dramas, aventuras y comedias familiares heteronormativas y falocéntricas de la sobremesa de Antena 3. Que la presencia femenina en los videojuegos (dentro y fuera de ellos) sea constante y repetidamente objetificada, sexualizada, banalizada y objeto de burla no es favorable absolutamente para nadie.

En este clima nace True Gamer Girls con la intención de dar un puntapié a esa idea vaga formada en torno al concepto gamer girl, engordado a base de galerías de fotos de azafatas y modelos de marcado carácter sexual que tanto protagonismo suelen tener en los principales portales de videojuegos de este país. O fuera de él. Se trata de una crítica sana y paródica hacia algo que sencillamente no nos gusta. De mostrarnos como somos jugando a videojuegos, y de pasar un buen rato, que aunque muchos hace tiempo se fueron por otros derroteros, es de lo que se trata.

14 opiniones en “«True Gamer Girls» – Lo Gamer, lo Gate, lo Girl”

  1. Mi más sincera felicitación a todas las participantes de esta iniciativa. Cada uno/una que se lo tome cómo quiera, pero no deja de ser un crítica sarcástica, aguda y divertida.
    Juguemos a videojuegos y dejémonos de tonterías; a mi no me importa quién está detrás del mando o teclado, sea hombre, mujer, blanco, negro, perro o gato.

    Eva, felicidades también por la editorial de la revista.

  2. Oye me parece estupendo lo que defendéis pero debo preguntaros ¿que edad tenéis? O en todo caso ¿que edad tienen vuestros amigos o conocidos gamers? Es que el termino sexista en los vídeo juegos es algo que no llego a comprender. Yo me muevo en un ambito donde la competición es extrema y en el momento que entra una chica es tratada como si fuera uno más a quien animar, y si fuera necesario, aconsejar.
    Creo que todo esto es motivo de que os reunis en círculos de niñatos pajilleros y sin embargo, creeis que es la realidad en la que se mueve el panorama «gamer». Os invito a que conozcáis otras personas o en todo caso, probeis otro tipo de videojuegos.

    Pd: disculpad la ortografía ando con móvil.

  3. Felicitaciones de mi parte! Aún queda mucho por hacer. La mujer siempre es usado como reclamo sexual y tratada de modo inferior.

    Muchas de la publicidad en los juegos (también en colonias, ropa, etc,…) son sexistas, los personajes femeninos suelen estar semidesnudos y con cuerpos que no serían posibles en la realidad de modo natural (sin operaciones, maquillaje, retoques fotográficos, etc).

    Os animo a seguir en este camino, hay mucho más por hacer de lo que se puede pensar. Soy programadora informática y desde hace muchos años (más de 15 años) me muevo por un mundo, mayormente, masculino y los comentarios sobran y se repetien a menudo, por mucho que los cortes. No se cansan de infravalorarte por ser mujer. Y mejor no hablar de sueldos del mismo perfil, aunque ahora ya las ofertas suelen ser iguales independientemente del sexo.

    Hay gente joven, de veinti pocos que todavía tienen patrones obseletos aunque si que es cierto, que las cosas están cambiando durante los últimos años.

    Ánimosssssssssss y a por ello! 😉

  4. Ridículo… a si veo yo este «sarcasmo agudo» jajajaja, es ridículo que necesitan hacer propaganda para que las «respeten». Ridículo cuando en España no son libre ni para abortar si a si lo desean… jajajaja viva los juegos coño!!! Que hay mucho facha retrasado que os dice que vayáis a fregar y eso no gusta… el ejemplo lo tenia el Che! Coger un jodido fusil y hacer lo que tengáis que hacer!

  5. Llevo jugando desde que era peque al amstrad cpc464… poco menos que me llamaban marimacho por aquellos entonces jajaj…

    Ahora juego online a algunos juegos de pc. Si ganas si que me dicen que como lo hago o si juega otra persona, pero el 98% de las veces que he jugado me han tratado como cualquier otra persona.

    He venido jugando al Rfactor, WoW, Aion, Lineage, Rf-Online, Mame, simus de coches, Borderlands2, Diablo3, i sin ningun problema.

    Ah i no soy holandesa, americana ni de corea, soy de Barcelona- Catalunya – España, aunque no llevo tatuajes ni gafas ni tengo la habitacion llena de muñecos ni rarezas

  6. He de decir que por suerte mi novia es una gamer. Cuando nos conocimos, jugabamos a generos completamente distintos, pero poco a poco disfrutamos de los juegos juntos aunque no nos termine de convencer, el caso es divertirnos juntos. Solo puedo decir que desde el momento en el que le pillo el truco al rol de sniper en mis videojuegos, mi vida en los FPS ha mejorado considerablemente jajajaja

    Aunque no es la primera vez que veo a un niñato infravalorar e incluso insultar a un jugador por su sexo, creo que se trata de una minoria de niñatos frustrados por perder.

  7. En cuanto llegan las mujeres a una habitación todo se convierte en un puterío. En una oficina un puterío, En un bar un puterío. Pues en el videojuego igual. Llegan y todo es un puterío absoluto, gritos, histeria, envidias, cotilleos por detrás y malos rollos entre ellas porque no se pueden ni ver unas a otras.

  8. Bueno, puteríos y no puteríos, yo tengo que decir que Bayonetta no me gusta. Que Lara Croft se viste así porque se viste así, igual que algunas van con tanga negro y vestido rojo semitranslúcido a una boda. No creo que sea cuestión sexual aunque el sexo va a estar siempre ahí, porque es que somos hombres y mujeres. Sin embargo me he sentido más cómodo jugando con mujeres que con hombres y ha sido divertido, mientras el número ha sido parejo. Porque, digámoslo y admitámoslo, muchas mujeres hacen que el juego trascienda entre inquinas y «tiritos» mientras que otras sólo esperan que te conectes a echar una partida y pasároslo bien matando bichos. A mí no me hiere la masculinidad jugar con una tía y que sea de un nivel mayor, pienso que puedo aprender con ella y además me gusta que sea capaz de patear culos. Contar con alguien diferente a mí en ese sentido si no he llegado por ejemplo, a nivel 68 en Diablo 3 y alguna chica sí, enriquece mucho la experienci de juego. Anda que no he encontrado jugadoras así en Diablo 2 también o Age of Conan. Aunque aquello último y las tetas libres era más de pitorreo o rol que folleteo internáutico. Y como se dijo antes, depende de qué mujer ya cambia en algunas ocasiones el asunto del juego, y diré por qué: Lo primero y bueno, todo loque dije que aporta, al menos en mi forma de pensar y ver el asunto.
    Pero por otra… bueno, los hombres somos más sencillos: el 96% lo pasamos bien sin la toxicidad sexual femenina que algunas destilan y el porcentaje restante son palurdos como a los que critican estas chicas.
    Eso sin contar que la pela es la pela y la industria del videjuego suele objetivizar lo femenino porque es como el porno de lesbianas. «Es para tíos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.