«Hajime No Ippo: The Fighting!» – La mirada del tigre

Hajime No Ippo

Hajime No Ippo: The Fighting!
2002
Game Boy Advance
Treasure

(Artículo publicado anteriormente el 19 de mayo de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

Las similitudes de este manga de Joji Morikawa con Captain Tsubasa son de traca: Ippo es un chaval puro de corazón que descubre que es un crack del deporte, y que construirá un triángulo de rivalidades con un niño pijo mucho más técnico y un quinqui sucio y despiadado que tiene que sacar adelante a su hermanita. En su adaptación a anime están los movimientos a cámara lenta, los efectos de aviones a punto de despegar, las peroratas de diez minutos en mitad de un asalto y los golpes con nombre propio. La diferencia fundamental es que aquí en lugar de balones ahuevados vuelan hostias como panes; que las redes que atraviesan son plexos solares; y que cuando suena el final del partido al rival de turno no lo reconocería ni su madre. Quizá esa diferencia baste para que todavía se siga publicando en Japón, donde lleva ya 108 tankobon y varias series de televisión.

La única forma de trasladar toda la fricción de la serie original al videojuego es huir de la simulación deportiva, y por eso Treasure (siempre Treasure) volvió la vista al mundo arcade y se cascó el mejor Punch Out!! que ha salido en una portátil. Hajime No Ippo: The Fighting! se juega al mismo ritmo de esquivar y aprender que el título de Nintendo, y le añade un sistema de barras de combo que permite realizar remontadas épicas con los golpes más célebres de la serie, representada fielmente con un entorno 2D sobrio pero efectivo. El resultado es un juego de lucha fácil de aprender que esconde mucho tras su superficie, y que tiene argumentos de sobra para gustar a los que no conocen la serie de nada. Una pena que todo lo que ha salido después (en España se han editado un par de juegos bajo el nombre de Victorious Boxers) se empeñe en saltar al 3D y virar a la simulación deportiva más rancia. Aunque siempre nos quedará el Punch Out!! de Wii.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.