Mondo Píxel PG: «Árbol va»

gamestm

Otra que cae. Otra revista impresa especializada que cierra y que pasa a acompañar a tantos otros cadáveres que adornan el camino. Que yo haya contribuido, Superjuegos Xtreme, Revista Oficial Playstation y Marca Player. Antes y después que ellas, por supuesto, montones de cabeceras, unas mejores y otras peores, unas inexorablemente atadas a épocas, plataformas y formas de entender el periodismo especializado. Otras, experimentos aislados, gritos al precipicio y sacadas de chorra. Por lo que a mí respecta, quizás Games TM sea un adiós definitivo a la prensa de papel en nuestro país: sigo colaborando en Retro Gamer, pero su contenido conformado por traducciones en un elevadísimo porcentaje y su atención a una escena alejada de los grandes lanzamientos actuales lo convierte en una rareza, que puede sobrevivir o no, pero que no es indicativo de nada. El resto de las revistas que quedan en el mercado son testigos de una época anterior: consagradas a una plataforma, licencias oficiales de marcas o aún dubitativas de tono y estilo.

En cualquier caso, el cierre de Games TM también se me antoja como una caída de una forma muy especial de hablar de juegos: sin miedo a los textos largos, a las entrevistas en profundidad, a los análisis en los que no hace falta contar el argumento de nada. Donde se respeta al pasado y se contempla sin miedo a un futuro y a sus tendencias, desde la muchachada indie a las nuevas formas de distribución y negocio. El resultado no era redondo, cómo va a serlo si lo hacíamos todo, en su último año y pico de vida, entre tres personas, pero era una bandera de la que estar orgulloso, y una forma de respetar lo mucho que le debíamos los de La Pegera a Marcos García y Bruno Sol, que salieron de Zeta de cualquier manera y por la puerta de atrás.

Entonar cantos fúnebres es una mierda: siempre he pensado que hay que mirar adelante y lo hecho, hecho está, pero creo que con el cierre de Games TM se da el carpetazo definitivo a una forma de entender la prensa del videojuego que no tiene cabida en este país: reflexiva y consciente de su responsabilidad. Las cifras han dado la razón a quienes decían que no había sitio para algo que no fueran notitas intrascendentes o para voceadores de los grandes de la industria y los triples A a cascoporro. También, lo cierto es que algo me dice que muchos de esos agoreros son los que no se la compraban porque preferían invertir su dinero en el último cascajo de UbiSoft, pero en el fondo qué más da. Se acabó. Games TM, me gustaría decir que fue un placer, pero ni eso: fue como ver la última carraspera de un viejo tuberculoso. Pero eh, Javi Sánchez, Bruno Louviers, nadie nos podrá decir que no estuvimos ahí asistiendo con penicilina pocha al enfermo hasta su último aliento. No ha sido un final heroico, ha sido como todo en la prensa especializada en este país: una puñetera agonía.

Y ahora qué.

11 opiniones en “Mondo Píxel PG: «Árbol va»”

  1. todas las revistas que compro acaban mal!!!….aguanta retro gamer!!!…
    siempre nos quedará resident elvis!!
    no future en un país de fifa y psx!!!…todo lo demás me parece meramente testimonial!!

    quepd!!!..no veremos en otra publicación???…who knows…

  2. Yo me quedo con haber descubierto a estos buenos periodistas del mundillo, y dentro de lo que cabe intentaré seguirlos para seguir leyendo cosas buenas. Si la revista era buena era por quien trabajaba en ella, no por el nombre, así que habrá que seguir a los nombres.

  3. Ahora ya no queda nada, las generaciones venideras sucumben a los encantos de Youtube, una imagen vale más qie mil palabras pero esta imagen, da pena, mucha pena….

    El último baluarte de este tipo de prensa, por desgracia, no es en papel, GameReport podría ser el último lugar donde los que buscamos esta prensa, podemls resguardarnos aunque sea virtualmente y no en papel.

  4. El problema de esta revista, en mi opinión, era su alto precio. En España, cobrar 6 euros por una revista, por mucha calidad que tenga, resulta excesivo para muchos, sobre todo cuando la mayoría de las revistas mayoritarias cuestan de 1 a 3 euros.

  5. Mi más sentido pésame.

    Para mí también se acabó la prensa escrita de videojuegos. No necesito aparentar que me gustan cosas de hace 15 años y me sentía muy identificado con Xtreme o Games.

    Lo dicho, una pena y espero que hasta pronto, hermano.

  6. Yo compro, o compraba mejor dicho, la revista a pesar de su pésima distribucion y su alto precio. Me gusta como escribís y su filosofía pero creo que tampoco rompía tanto la forma de las revistas de videojuegos. No se prescindió de las notas en los análisis algo que sería bastante significativo. Por ejemplo, el análisis de Bioshock Infinite tenía al final una nota de 9 y el texto no se diferenciaba mucho de los otros análisis del resto de la prensa (aunque creo que estaba muy bien escrito y era más extenso). En ningún momento se hacía referencia a los problemas que se le han ido poniendo al juego.

    La revista consistía mayoritariamente en traducciones de artículos de terceros en los que no se sabía quien hacia la traducción ni quien era el responsable del texto. En vez de fomentar más contenido y entrevistas de cosecha propia.

    Ojo que repito la revista me gusta y me da penica que se vaya a la mierda y he disfrutado leyéndola. Especialmente en sus últimos coletazos en los que parece que sabíais que esto no iba para más y, los pocos textos que firmabais, escribíais sobre juegos que os apetecían. Como el Conan de THQ o Metal Gear Rising. Pero tampoco he visto ese golpe en la mesa de querer hacer la prensa de videojuegos escrita de otra forma. Tal vez debido a las imposiciones de trabajar con una editorial no independiente.

    Ánimo con sus futuros trabajos y proyectos a todos los integrantes de la revista.

  7. Al igual que Superpunky900 me quedo con haber descubierto a los que escribías la revista y de rebote a algunos colegas y amigos vuestros. Bueno, con eso y con el disfrute que me han brindado vuestros textos y estupendas traducciones. Gracias.

    Mucha suerte en vuestros próximos proyectos.

  8. Una pena. Precisamente la última revista que me compré fue una Games, aunque ya ni recuerdo cuánto hace de eso. Si os digo la verdad, pensaba que había desaparecido ya. Una pena.

    Yo siempre he sido muy de leer revistas. Si vierais la cantidad tan indecente que guardo todavía de Hobby Consolas, PlayManía, Superjuegos, Xtreme, Marca Player, Edge… Yo antes era de comprarme mi revista de turno todos los meses. Estuve en su tiempo suscrito durante varios años a HB y Superjuegos. Me leía TODO, hasta los artículos sobre juegos de deportes, que no me llaman nada de nada.

    Pero desde hace unos años no me puedo permitir eso. Entre que tengo menos tiempo para leer, menos dinero, y las revistas cada vez costaban más, tuve que dejar el vicio. Ahora leo de vez en cuando algún artículo en este blog y listo. No estoy al día de todas las novedades que hay ni puedo recrearme con grandes artículos monotemáticos sobre algún aspecto de los videojuegos, como aquellos que hacíais en Xtreme. Es una lástima.

    ¿Ahora qué? Pues podéis probar, como os han dicho más arriba y como se ha comentado en más de una ocasión en revista y blog, a hacer un programa DE VERDAD sobre videojuegos. Todos sabemos que ya existen, pero son un simple anuncio largo. Vuestros lectores sabemos que tenéis talento de sobra para hacer un programa entretenido y os lo venimos sugiriendo desde hace tiempo. A lo mejor a vosotros no os hace mucha gracia la idea, pero ahí está.

    Ya, ya lo sé, lo que está de moda es YouTube y tal. Bueno, sería otra posibilidad.

    ¿A quién quiero engañar? A mi lo que me gusta es el papel. Desde que tengo que recurrir a Internet no estoy metido en el mundo de los videojuegos, como he dicho antes. Yo os animaría a que emprendierais otro proyecto de revista dentro de un tiempo, cuando os pique otra vez el gusanillo.

  9. Solo puedo decir GRACIAS, por haberlo intentado. Y animaros, como los demás compañeros, a que lo intentéis de nuevo, en otro formato, por otra vía, lo que sea. Tenéis talento, mucho, de hecho y aunque los balances económicos digan lo contrario, tenéis una buena cantidad de seguidores que están deseando apoyaros en cualquier nuevo proyecto que se os ocurra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.