«Saints Row IV: Re-elected», «Gat out of hell» – El infierno puede esperar

saints row iv
Saints Row IV: Re-elected & Gat out of hell
PS3, PS4, X360, Xbox One, PC
Deep Silver, Volition
2015

Antes de nada, tengo que decir que nunca antes había jugado a esta saga, y desde el principio es bastante loco todo. Para empezar, lo primero que llama la atención es la adaptación gráfica entre plataformas de consolas. Yo lo he probado en PS4, y una de las adaptaciones incluidas para esta consola es ajustar las posibilidades del nuevo mando con las opciones de jugabilidad, como por ejemplo que se vea asignada la pantalla táctil para ciertos movimientos -sobre todo cinemáticas con interacción-. Pero gráficamente deja muchísimo que desear para ser un título que acaba de salir, que ya se enfrenta a competencia con gigantes que hacen confundir el mundo real con el virtual, simulando texturas que te hacen prestar más atención al entorno ficticio que a la historia en la que tratan de involucrarte.

Entre bugs y texturas, la experiencia a veces te transporta a uno de los primerísimos títulos de Xbox 360 o PS3. De cualquier forma, tampoco trata de venderse siendo su fuerte el apartado gráfico, sino más bien por humor socarrón y el carácter de sus personajes.


Saint Row IV: Re-elected

Las etapas y modos de juego son muy amplios, aunque por norma general tenemos un shooter en tercera persona. Todo se encuentra ligado por el humor, y muchas cortinillas en el modo historia mantienen este pilar como nexo y centro del título. Pero apenas he contado nada del juego: en esta historia, tú eres el presidente de los EEUU y los alienígenas te la tienen jurada. Es eso básicamente. Puedes personalizar tu personaje físicamente antes de empezar, con chorradas como su forma de burla, su manera de tentar a un enemigo, o el tamaño de su paquete -así es-.

Saints Row re-elected aliens

Más adelante verás al protagonista en situaciones tales como una fase planteada como un comercial de animación, donde todos los movimientos son una sobreactuación de personaje americano; blasfemias censuradas tanto en voz como en subtítulos; el personaje principal desnudo disparando dentro de una nave de marcianos, o manejando una nave espacial matando naves enemigas mientras suena a todo trapo What is love, de Haddaway. Esta canción viene incluida junto a muchas otras en el juego, las puedes ver en una parte del menú dedicada sólo a música. También hay temas de Blur, Aerosmith, Outkast, y más fiesta variada.

Los movimientos en ciudad recuerdan a GTA, y con los poderes que va consiguiendo el personaje también recuerda vagamente a Prototype, pero en ambos casos versión light. Por supuesto el personaje va desbloqueando skills y poderes como más velocidad corriendo o saltos gigantes.

Dentro de la forma de explotar este título -a parte del ya incluido en prácticamente todos los títulos de esta modalidad, que es el juego online-, tenemos la misión principal del modo historia; misiones secundarias con sus correspondientes recompensas; y amenos minijuegos así como extras con desafíos. Las horas que puedes terminar echando unas partidas si el mundo te ha cautivado, son bastantes. En esta versión de Saints Row IV aumentada con los DLCs, también contamos con más armas, formas de personalización de personajes, más vehículos…

La mecánica depende de a lo que esté acostumbrado uno. La asignación convencional de las acciones de shooter, por norma general se corresponden a la inmensa mayoría: L2 apuntar, R2 disparar, botón principal saltar, izquierda recargar, blabla. La inmensa mayoría debe estar más acostumbrada a correr con el joystick izquierdo pulsado, supongo que más adaptados a los shooter de primera persona. Sin embargo, tampoco cuesta nada hacerte con los controles rápidamente, ya que no tiene una mecánica nada compleja. El punto, repito, que hace destacar al juego es sin duda ese guión que se reboza en cachondeo, y conforme se avanza por la línea de la historia, tener detalles de minijuegos tentenpié en los que poder repetir suerte y mejorar en tiempo o puntuación. Esos retos ya personales de medalla bronce, plata y oro.


Saint Row IV: Gat out of hell

Saints row re-elected

El contenido de este DLC empieza con la celebración de un cumpleaños que se va de madre cuando el grupo de amigos realiza una ouija, y haciéndolo se abre un portal al infierno al que es absorbido el presidente de los EEUU -protagonista de la versión jugable antes comentada-. A continuación y para su rescate, se dirigen a este inframundo Johnny Gat y la cumpleañera Kinzie. Dentro del juego podremos manejar a cualquiera de ellos, o hacer un modo cooperativo con ambos.

Pero lo primero que me sorprendió mucho es algo que se comenta en este vídeo de introducción: un guiño muy fuerte a la alquimia y a un personaje reconocido por su involucrada vida en el ocultismo. Antes de viajar al otro mundo, Johnny le pregunta a su amigo de dónde ha sacado la tabla de la ouija, y éste le responde que era de, literalmente, “Alister Crowley”. A pesar de no estar pronunciado ni escrito en sus subtítulos de forma correcta, no cabe duda a la referencia del británico Edward Alexander Crowley, conocido como Aleister Crowley, y conocido también de forma exagerada como The Great Beast 666. Fue un señor nacido en el siglo XIX que ha hecho muchos escritos sobre magia, participado en órdenes esotéricas, fundador de la línea religiosa Thelema, y gran conocido por su relación con el mundo del ocultismo, la alquimia, la magia y lo místico. Sé que me he alejado del tema, pero la ocasión lo merecía y la intención de esta mención da a entender que buscaba cierta respuesta por parte de los jugadores que sí conociesen a esta figura -a los que no, recomiendo encarecidamente que conozcáis más a este hombre-.

Saints Row goh

Dejando atrás este momento, en esta expansión lo que nos encontraremos será un mundo infernal por el que tendremos que ir haciendo hueco hasta rescatar al presidente. El infierno donde se nos sitúa, no deja de tener el aspecto de cualquier ciudad en la que hubiese habido un holocausto zombi o una guerra nuclear, o las dos a la vez. Pero un detalle: hay aceras. Nunca me hubiese imaginado el infierno con aceras. En el infierno se respeta a los peatones, así que tan HIJOS DE SATANÁS no deben ser, porque mantienen unas normas básicas de respeto y orden de circulación dentro de esa infernal anarquía.

También hay coches que conducen como si eso fuese Rusia, y muertos vivientes que pasean tranquilamente sin molestar a nadie. Si robas un coche, no se te abalanzan a comer la yugular, porque esto no es Alone in the dark. Puedes invocar siervos para crear el caos, las armas son locuras, y los poderes tienen muchas luces de zambombazo. Pero en el fondo de Gat out of Hell no se llega a encontrar nada. Dentro del tono general de la saga, han ideado otro contexto donde hacer el gamberro, pero sabe bastante a poco. Vale que ahora el personaje en vez de poder dar saltos extremadamente altos, puede volar porque tiene unas alas infernales, pero meh. Falta mucho de todo. Haber cuidado un poco más los escenarios, personajes y misiones ya hubiese marcado una diferencia. Parece un proyecto bien intencionado, pero con más prisa de novedad que con un listón marcado para cumplir y satisfacer a sus seguidores.

Lógicamente, siendo una expansión las horas de juego son muy reducidas haciendo la historia principal, pero de nuevo a favor de ofrecer diversos modos en los que poder echar el rato, sin tener que mirar cada poco el porcentaje del juego avanzado. A pesar de contar con un tiempo reducido en el modo campaña, al poco de comenzar ya encontramos una cara conocida: Barbanegra en un barco, sonando música celta irlandesa; y más adelante, a Shakespeare en una discoteca como espía de Satán habiendo vendido su alma a cambio de fama. Os vais dando cuenta de la carta blanca que aquí se maneja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.