Mujeres en Miami: unas notas sobre feminismo

rape

Hotline Miami 2: Wrong Number
Dennaton Games
PC, OS X, Linux, PS3, PS4, PS Vita
2015

La serie Daredevil copa mi TL tuitero matinal: una persona critica el papel servil o socorrido de los pocos personajes femeninos presentes al comienzo de la temporada, otra le concede poca importancia a este hecho compensándolo con la calidad con la que la serie está hecha. Las convicciones a través de las lentes, cuántos centímetros ideológicos estás dispuesto a inyectar en tus percepciones sobre lo que consumes.

El GamerGate impulsa el feminismo como tema de conversación; los ojos se acercan al objeto a estudiar, explorando matices, pasando páginas con mucho cuidado, no vayamos a pasar algo por alto. Qué hay tras la creación; es feminista o heteropatriarcal la plancha que imprime el periódico.

Hay motivos para desconfiar de Hotline Miami 2: Wrong Number; en la primera parte la presencia femenina se reducía a dos casos, ambos pasivos: por un lado la chica que rescata Jacket, por otro la chica ninja que sirve al jefe de la mafia rusa. En la segunda parte la cosa cambia. Personajes femeninos fuertes. Cumpliendo con el cliché, sí, de ofrecer poco desarrollo personal a cambio, pero igual que los personajes masculinos del grupo. Entre los Fans, la banda descerebrada que persigue los quince minutos de fama a través de la sangre, se encuentran dos mujeres: Corey, con máscara de cebra, Alex, con máscara de cisne. Su comportamiento visceral no se diferencia del resto. No matan, no mutilan de una manera más o menos cruel. No son más o menos sádicas. Ni el azul ni el rosa tiñen sus diálogos. Su vestimenta sirve a sus intereses proteccionistas; no boob plate armor here. Su protagonismo dentro del grupo de los Fans es el mismo que el de los componentes masculinos. Cuando se toman las decisiones grupales cada opinión cuenta, sea hombre o mujer su emisor.

Y sin embargo.

El detective Manny Pardo acude a interrogar a Alex. Espere un momento, que voy a vestirme. La hemos sorprendido en el cuarto de baño. Somos nosotros los que la ayudamos a vestir su cuerpo semidesnudo a golpe de click. Mientras tanto Manny ha entrado en la casa. Espera en la cocina. Manny le dice a Alex que ha heredado los buenos genes de la familia, que es muy guapa. El mismo Manny que llamaría «bombón», al principio del juego, a la camarera preocupada por su salud. Será cosa del personaje.

El juego nos introduce en un rodaje en el que se graba la escena de una violación. Poco después el director corta la escena, pidiéndole a la actriz mayor feminidad. Las conversaciones sobre Daredevil revolotean: ¿por qué es necesaria la escena de la violación? ¿Por qué tiene que haber asesinatos en un juego sobre asesinatos? ¿Importa? ¿Hay diferencia entre un juego que me pide que mate a gente y otro que me pide que viole? Al fin y al cabo no podemos interferir en los procesos creativos de los autores, censurándolos, ¿no? No obstante, ¿no tienen los desarrolladores la responsabilidad de diferenciar entre una sátira y una frivolidad? Hay un mensaje tras la violencia de Hotline Miami, ese Do you like hurting people? que pretende provocar una reflexión sobre los impulsos humanos, pero que además se justifica narrativamente bajo el paraguas conspiratorio de la lucha contra los rusos. ¿Hay mensaje en la violación? ¿Refuerza de manera muy tenue el secuestro de la actriz por parte del actor? Eres mía, por completo. ¿La escena de la violación nos pone más fácil empatizar con la actriz cuando ésta se lía a tiros? Y si es así, ¿justifica por ello su existencia? ¿Sería permisible pese a su justificación?

batgirl-cover

Volvamos al cómic. Hace meses Rafael Albuquerque ilustró lo que ven a su izquierda. No era material original suyo, sino una mezcla de adaptación y homenaje a La broma asesinaRecibió criticas: glamourización de la violencia sexual. La portada del cómic se cambió.

Algunos títulos, como Bayonetta, son admirados o despreciados por feministas, según se interprete su hipersexualidad; el feminismo de Nicki Minaj, el feminismo de Beyoncé. ¿Qué feminismo es el adecuado? Quizá la solución no se encuentre tanto en la censura -Batgirl se acaba reivindicando pese a las vejaciones del Joker- sino en el fomento creativo de personajes femeninos. Suis-je Charlie? No silenciemos a los autores: que investiguen sus creaciones. Puede que Hotline Miami 2: Wrong Number banalice la violación. Los desarrolladores, ante las críticas, habilitaron la opción de no incluir la escena, en vez de reflexionar sobre su conveniencia, sobre su mensaje. Pero también es cierto que hay más personajes femeninos en Hotline Miami 2:Wrong Number que en Hotline Miami, y no sólo eso: a la hora de cortar cabezas, nada los diferencia de los hombres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.