«Hajime No Ippo: The Fighting!» – La mirada del tigre

Hajime No Ippo

Hajime No Ippo: The Fighting!
2002
Game Boy Advance
Treasure

(Artículo publicado anteriormente el 19 de mayo de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

Las similitudes de este manga de Joji Morikawa con Captain Tsubasa son de traca: Ippo es un chaval puro de corazón que descubre que es un crack del deporte, y que construirá un triángulo de rivalidades con un niño pijo mucho más técnico y un quinqui sucio y despiadado que tiene que sacar adelante a su hermanita. En su adaptación a anime están los movimientos a cámara lenta, los efectos de aviones a punto de despegar, las peroratas de diez minutos en mitad de un asalto y los golpes con nombre propio. La diferencia fundamental es que aquí en lugar de balones ahuevados vuelan hostias como panes; que las redes que atraviesan son plexos solares; y que cuando suena el final del partido al rival de turno no lo reconocería ni su madre. Quizá esa diferencia baste para que todavía se siga publicando en Japón, donde lleva ya 108 tankobon y varias series de televisión.

Continuar leyendo ««Hajime No Ippo: The Fighting!» – La mirada del tigre»

«Fight Night Champion» – Peso pesado

Fight Night Champion

Fight Night Champion
2011
Xbox 360 (versión comentada), PlayStation 3
Electronic Arts Canada

(Artículo publicado anteriormente el 23 de marzo de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

En los juegos deportivos existen, por lo general, dos modelos: por un lado la simulación, que hace gala de los más avanzados aspectos técnicos e intenta reflejar con la máxima fidelidad el deporte representado; por otro lado su imagen más arcade es también a la vez más fluida, más irreal si se prefiere. Este segundo conlleva una desvinculación del deporte, algo que hace al videojuego más atractivo para el público no aficionado. En la saga FIFA Street nos olvidamos de alineaciones y estrategias para pasar a las acrobacias más desmedidas en ataque y la violencia necesaria en defensa. En los juegos de carreras arcade disfrutamos de la velocidad pura; el roce con cualquier coche, que en los simuladores sería condenatorio, se convierte casi en obligatorio. Más violencia.

Continuar leyendo ««Fight Night Champion» – Peso pesado»