«Donkey Kong Country» – Salir ganando

DKfront

Donkey Kong Country
Rare
Super Nintendo, Game Boy Advance, Consola virtual (versión comentada)
1994

No haber jugado a videojuegos durante la infancia y primera juventud tiene muchos inconvenientes (el peor y más evidente: no haber jugado a videojuegos durante la infancia y primera juventud), pero, porque no todo puede ser drama en esta vida, también trae de pura carambola alguna ventaja inesperada. Encontrarse de golpe con veinte años de industria en bloque, con sus clásicos e incomprendidos juntos y revueltos, y tener la oportunidad de descubrirlos a saltos, enganchando un Mario con un deportivo remoto, el origen del sandbox con el último pegatiros de la temporada, da una perspectiva del medio algo desbaratada, sí. Pero también deja claro que en la evolución del medio modas y descubrimientos técnicos han pasado a menudo por encima de hallazgos en mecánicas, ahogando soluciones que hubieran dado otra cara al videojuego moderno.

Entre el jugador obsesionado por la novedad, que no mira hacia atrás porque imagina el videojuego en constante evolución darwinista, y el neurótico del retro, que antes que el juego en sí reivindica haber tenido doce años, tiene que haber una tercera vía que busque en el pasado un contenedor de ideas.

Continuar leyendo ««Donkey Kong Country» – Salir ganando»

«Donkey Kong Country – Tropical Freeze» – Furia tropical

Donkey-Kong-Country-Tropical-Freeze

Donkey Kong Country – Tropical Freeze
2014
Wii U
Nintendo

Aquí vamos todos por rachas, y yo no voy a ser menos. La racha del online, que te parece que ahora sí que sí lo dejas todo por ponerle el culo fino a un teenager de Wisconsin durante semanas. La racha del Retro, que antes sí que molaba todo y dejadme en paz especificaciones punta. La racha del pecero de jajajaja pringaos con vuestras consolas ESTO ES EL FUTURO. La racha de esto no tiene sentido, soy un palurdo, debería estar leyendo a Dostoievsky. Ahora mismo estoy en una racha bastante fuerte de dejadme en paz con vuestros gráficos de última generación que quieren imitar los buenos viejos tiempos. La culpa la ha tenido el remake del Strider, una actualización bastante interesante (que nunca me gustó demasiado el original, de hecho; el juego de Capcom presume de categoría de clásico con bastante injusticia, y este remake se me antoja muy superior a su modelo) del lineal arcade original, dándole un empuje metroidvania y un componente de exploración, además de unas batallas con jefes muy notables, y todo bien. Pero por algíun modo ha sido la gota que ha colmado el vaso en toda esta tendencia que desde el éxito de Shadow Complex vivimos y que viene a decir que con gráficos poligonales, HD, todo fino, se pueden gestar arcades de desarrollo clásico y sabor vetusto. Y no. El arcade (de plataformas, de exploración, de tiros, de Lo Clásico) es algo más que plantar la cámara a este lado del teatrillo y que sea lo que la cuarta pared quiera.

Continuar leyendo ««Donkey Kong Country – Tropical Freeze» – Furia tropical»

«Mario vs. Donkey Kong – Megalío en Minilandia» – Megadiversión en minidosis

Mario vs. Donkey Kong: ¡Megalío en Minilandia!

Mario vs. Donkey Kong – Megalío en Minilandia
2010
Nintendo DS
Nintendo

(Artículo publicado anteriormente el 9 de marzo de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

A pesar de su extraordinariamente sencillo nivel de dificultad, que convierte en un paseo al par de centenares de niveles (120 de ellos desbloqueables al acabar el juego) de esta cuarta entrega de Mario vs. Donkey Kong, hay algo de urgente y de frenético en su concepto. Aunque siempre se ha comparado el comportamiento de los robóticos minis con el de los Lemmings, en las anteriores entregas el jugador siempre tenía el control de los doppelgängers del fontanero. Podía detenerlos, ponerlos en marcha, solucionar los puzles y hacer que continuaran su camino cuando los problemas estuvieran solventados. En esta ocasión, sin embargo, el jugador solo puede manipular el escenario: colocar cintas transportadoras, pasarelas, muros y todo tipo de modificadores del entorno, pero una vez que pone a los minis en marcha tiene que olvidarse de ellos. Por eso, en esta ocasión sí que procede la comparación con los demenciales Lemmings: estos minis no van a detenerse por mucho que el jugador les golpee en el bigote con el stylus.

Continuar leyendo ««Mario vs. Donkey Kong – Megalío en Minilandia» – Megadiversión en minidosis»