Épica, mecanismos y prejuicios (II): «The Last Story» – Crítica

The Last Story
Mistwalker – Nintendo
Wii

Soy un muchacho intrépido, visto de un modo concreto. Un poco masoquista, también. Por muchas veces que me estrelle contra un género vuelvo a por más, a darle una nueva oportunidad y recibir la correspondiente y esperada sacudida. Como el anuncio de Adidas, o el de Nike, o el de una marca automovilística, o quizá incluso de Sony (le pegaba ser de Sony): un tipo intentando atravesar un muro, una y otra vez, sangrando, paralítico, dejándose a cada acometida su vida en ello pero no sus esperanzas por superarlo. En realidad una metáfora bastante manida. El anuncio era bastante estúpido, visto así.

Continuar leyendo «Épica, mecanismos y prejuicios (II): «The Last Story» – Crítica»

Épica, mecanismos y prejuicios (I): «Kid Icarus: Uprising» – Crítica

Kid Icarus: Uprising
Project Sora – Nintendo
Nintendo 3DS

Cuando Epic Mickey salió a la venta, a finales de noviembre de 2010, se extendió por internet como una plaga los problemas que la cámara ocasionaba, su implementación y ángulos de visión. En todo blog, web especializada, crítica o comentario sonaba como un eco esta queja, esta cámara que al principio era un defecto menor y terminó convirtiéndose, a base de repetición, en lo más destacado del juego. Epic Mickey fue su cámara hasta tal punto que Junction Point, que trabaja ya en la secuela, ha corrido a declarar —a través de su cabeza clave: Warren Spector— el enorme esfuerzo que están dedicando a hacer de la cámara de visión del juego una pieza de orfebrería perfecta. La cámara de Epic Mickey no era para tanto: dificultaba uno o dos saltos en todo el juego y era perfectamente ajustable en los demás (como lo era la de Super Mario 64 cuando el fontanero empezaba a pelearse con las tres dimensiones y los ángulos muertos); pero así, por repetición, es como una anécdota, un fallo menor, acapara toda la atención e impide absorber el resto de virtudes que un producto tiene que ofrecernos.

Continuar leyendo «Épica, mecanismos y prejuicios (I): «Kid Icarus: Uprising» – Crítica»