«Hitman Go» – Asesinato por turnos

hitmango

Hitman Go
IO Interactive
iOS, Android (versión jugada)
2014

No hace falta ser un jugador de larguísimo recorrido para haber vivido los primeros tiempos de un rincón de la industria que hoy es habitual y cotidiano: los juegos para dispositivos móviles con pantalla táctil. No resulta complejo recordar aquellos primeros palos de ciego, aquellos juegos de sofisticados gráficos (para lo que era un iPad de primera o segunda generación), ciertamente pocas veces vistos en un cacharro de fácil transporte, pero con épicos problemas de control. El drama venía siempre del mismo sitio: los juegos intentaban respetar el acabado gráfico de la franquicia original / obvia inspiración y disimular la ausencia de pad, teclado o ratón con adaptaciones táctiles de los mismos. Hoy nos parece obvio que las cosas no se hacen así, pero entonces sí, y de hecho, muchos siguen haciéndolo. No digo que no haya juegos táctiles que no tengan muchas más opciones de control que un pad virtual: digo que esos juegos, sencillamente, no deberían existir. ¿Solo se te ha ocurrido la solución del pad invisible para controlar tu frenético juego de plataformas retrista? OK: no hagas más juegos, esto no es lo tuyo.

Continuar leyendo ««Hitman Go» – Asesinato por turnos»

«Hitman: Absolution» – Crítica

Antes de empezar a jugar a Hitman: Absolution, yo que soy un muchacho que confunde la organización con las manías, decidí que a la hora de afrontar su crítica comenzaría en lo concreto, en la parte, para concluir en el todo. Abriría con algo así como «En una de las misiones de Hitman: Absolution», y a partir de ahí haría rodar la bola de nieve para intentar darles una visión más general del juego a medida que avanzase el texto. Al final me encuentro contándoles lo que pretendía hacer en lugar de haciéndolo (porque hay que hacer lo que hay que hacer, pero solo si se sabe lo que es) por la sencilla razón de no encontrar nada destacable con lo que continuar esos puntos suspensivos. Que la experiencia de juego haya sido lineal no es por si mismo un condicionante positivo o negativo (y no hablo de narrativa, que requiere —y tiene en Hitman: Absolution, además de un filtro Instagram perpetuo— diferentes cotas), sino que dependerá del nivel al que se sitúe esa recta. Y a ello vamos. Digamos, por el momento y por restarle gravedad al asunto, que si tuviera que elegir a quién contratar me quedaría con el Agente 47 por encima del bueno de Max.

Continuar leyendo ««Hitman: Absolution» – Crítica»