«Skate Crazy» – Soñando, soñando, triunfé patinando

Skate Crazy

Skate Crazy
1988
ZX Spectrum 48k (versión comentada), otras plataformas.
Gremlin Graphics

(Artículo publicado anteriormente el 10 de marzo de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

Skate Crazy es enganche puro. Las razones de tal enganche van implícitas en la propia mecánica del título, absolutamente novedosa en su momento dado lo prácticamente inamovible del canon -tan basado en memorizar los patrones de movimiento de los enemigos- fijado por los juegos de aquella época.

Continuar leyendo ««Skate Crazy» – Soñando, soñando, triunfé patinando»

«Gunman Clive» – Raíces profundas

gunmantitle

Gunman Clive
2012
Nintendo 3DS eShop
Bertil Hörberg

Cuando el todo vale se convierte en videojuego, cuando un desarrollador vuelca en sus obras cuanto le viene en gana (arrebatos artísticos, iluminaciones constructivas temporales y/o permanentes, imborrables influencias y utilísimas experiencias), tiene lugar lo mejor que podría pasarnos a los jugadores: que aún en estos tiempos mierderos de contención por parte del departamento de producción, bellísimas inspiraciones amordazadas y soflamas autorales en la garganta de un creador ahogadas, suceden pequeños milagros. Gunman Clive es uno de ellos. Continuar leyendo ««Gunman Clive» – Raíces profundas»

«Silent Hill: Shattered Memories» – El abismo está en el interior

SHSM

Silent Hill: Shattered Memories
2009
Wii (versión comentada), PlayStation 2, PSP
Climax Studios

Es muy manido lo de hablar del abismo: ya sabéis, eso de que cuando lo miras, el abismo te mira a ti. Esa relación recíproca en la que, aunque sabes que no es cierto, te encuentras con un elemento inanimado, no humano, que es capaz de devolverte una imagen de ti mismo. Que eso pueda suceder con un videojuego no es un acontecimiento ni tan manido ni tan frecuente. Por supuesto es una ilusión (ya sabemos que un juego no siente ni padece), pero todo lo que conocemos, todo lo experimentado, pasa por ser una ilusión propia que cada uno de nosotros elaboramos en nuestra contaminada cabecita. Incluidas las personas, por supuesto. Y lo más intrigante es que cuando esas personas ya no están con nosotros, siguen rondándonos en el cerebro y son capaces de tener en nuestras neuronas un comportamiento que a veces se nos antoja hasta independiente. Porque todo lo que conocíamos de ellas sigue ahí dentro. Y de todo ello versa Silent Hill: Shattered Memories. Casi nada. Continuar leyendo ««Silent Hill: Shattered Memories» – El abismo está en el interior»

«The Swapper» – La insoportable levedad del clon

swapper

The Swapper
2013
PC (Windows)
Facepalm Games

Hay algo poderoso en The Swapper, algo hipnótico. Es una sensación similar a la de mirar a ese abismo que te atrae y a la vez te provoca un rechazo, todo ello mientras te deja solo ante la negrura más aplastante. Una cuidadosa fórmula muy personal que entremezcla conceptos de Metroid y Portal pasados por el tamiz de una estética Sci-Fi literalmente moldeada a mano. Por supuesto, lo primero que te llama la atención es su aspecto y su particular diseño: todos los escenarios han sido «esculpidos» en el mundo real y escaneados al mundo «virtual». El control es también curioso: nuestro personaje, un astronauta abandonado a su suerte en un planeta y luego en una estación espacial, se mueve cual marioneta respondiendo simultáneamente a nuestro ratón y al teclado permitiendo el desplazamiento de espaldas a la vez que dirigimos nuestro foco de luz a donde nos interese. Marioneta, sí, una marioneta que es capaz de clonar otras marionetas y trasladarse mentalmente a ellas para crear otras marionetas. Continuar leyendo ««The Swapper» – La insoportable levedad del clon»

«Batman: Arkham Origins Blackgate» – I´m the goddamn Batman

Blackgate

Batman: Arkham Origins Blackgate
2013
PlayStation Vita (versión comentada), Nintendo 3DS
Armature Studio

En ocasiones, quienes jugamos a videojuegos somos, parecemos y de cuando en cuando, además nos sentimos como auténticos idiotas. Y lo somos, parecemos y eventualmente nos sentimos imbéciles redomados por una sencilla razón: disfrutamos enormemente viviendo paramnesias. Una y otra vez. Y lo sabemos, y aún así lo gozamos: el nuestro es un placentero viaje de ida y vuelta eterno haciendo siempre escala en los mismos géneros, las mismas mecánicas, superando dificultades que, a efectos de gameplay, varían poco de una vez para otra. Esto es algo especialmente notorio para quienes pegamos habitualmente a títulos clásicos: marcianos clónicos eliminados tajante pero (casi) nunca permanentemente, saltos parecidos por similares plataformas, mi reino por un mapa de este interminable laberinto (¿no había pasado por aquí ya?). Los mismos juegos con distintos sprites. En una ocasión lo expresé en estos términos: se sustituye al héroe, pero varían poco los versos que cantan su gesta. ¿Y qué son los videojuegos, sino un puñado de líneas de código con careta? Continuar leyendo ««Batman: Arkham Origins Blackgate» – I´m the goddamn Batman»

«Barbarian» – No, el de la Whittaker no, el otro

Barbarian

Barbarian
1988
Psygnosis / Melbourne House
ZX Spectrum (versión comentada), Amstrad CPC, Commodore 64, Atari ST, Amiga, MS-DOS

Aún se oyen los ecos de las vestiduras rasgadas que provocó la peli Conan de 2011, esa protagonizada por el hawaiano Jason Momoa, el tipo ese de cejas raras que la gente reconoce por su papel en Juego de Tronos. Resultó algo así como una traición cambiar al cacho de carne sin bautizar que era el viejo Arnie por este joven de cara de sorpresa enfurecida, nos han intentado confundir, que no la llamen Conan, que la llamen de otra manera. Algo por el estilo es lo que nos sucedió en 1988 cuando Melbourne House nos presentó su Barbarian, nada que ver con el otro Barbarian, el de Palace Software de 1987.

Continuar leyendo ««Barbarian» – No, el de la Whittaker no, el otro»

«Jack in the Dark» – Alone in Christmas

JitDPegatina

Jack in the Dark
1993
MS-DOS
Infogrames

Es muy habitual ver en los grandes jardines privados europeos del siglo XVIII y el XIX, construcciones lúdicas que los arquitectos hacían por capricho a modo decorativo, llamadas precisamente así, «caprichos» o «folies». Me asaltaba este concepto a menudo cuando pensaba en un juego pequeño, encantador, que vio la luz a modo de avance promocional del juego Alone in The Dark 2 en las Navidades de 1993. Jack in The Dark es obra de Franck de Girolami (que pasó de un papel de programador en la primera parte a cobrar protagonismo en la segunda). Siempre pensé en su aire lúdico más allá de su intencionalidad comercial. Un capricho de los creadores de la saga, seguros del camino emprendido con el primer Alone y conocedores de haber sentado una base capital en la historia de los videojuegos. Parece esa obrita de un artista dominador de su método, que decide saltarse su propia rutina para juguetear con todo aquello que conoce y ofrecer esa «folie» inesperada que acaba brillando con su pequeña luz propia. Continuar leyendo ««Jack in the Dark» – Alone in Christmas»

«3D Space Harrier» – La insoportable levedad del 3D

Logo 3D Space Harrier

3D Space Harrier
2013
Nintendo 3DS eShop
M2

Siempre resulta divertido bucear en el árbol genealógico de los juegos, más aún cuando hablamos de auténticos clásicos conocidos por todos. Divagar sobre si el origen de Space Harrier está en un Jet Pac de Ultimate al que se le introduce un eje Z por vía directa. O cuánto bebe REZ de su herencia. O hasta qué punto se acordaron de él los chicos de Treasure cuando parieron su Sin & Punishment (sobre todo su segunda parte, Successor of the Skies). Y lo más probable es que a Yu Suzuki se la trajera al pairo el clásico de Ultimate: lo que quedó para la historia es un arcade frenético sumamente divertido y adaptado a multitud de plataformas, desde las de 8 bits de los 80 hasta, por ejemplo, la PS2. Continuar leyendo ««3D Space Harrier» – La insoportable levedad del 3D»