«The Elder Scrolls III: Morrowind» – El viaje a la libertad

Morrowind

The Elder Scrolls III: Morrowind
2002
PC (versión comentada), Xbox
Bethesda Game Studio

Mi llegada a Vvardenfell no fue todo lo placentera que imaginaba, y seguro que estar encadenado en la bodega de un barco de madera tenía algo que ver. Y con esos tipos siniestros que me miraban amenazantes… ¡Menudo viaje! Tras una incierta travesía me subieron hasta la borda, desde donde pude observar la arbolada orilla de Seyda Neen plagada de guardias imperiales y viejas pero estilosas casas de madera. Sorprendentemente, el mismísimo emperador Uriel Septim VII intercedió para que a los pocos minutos quedara en completa libertad, una situación inusitada para un ladrón pendenciero como yo… Un momento, ¿un ladrón? ¿Realmente quiero dedicarme a robar? La verdad, me imaginaba más bien como un elfo instruido en magia. Ya sabéis, no demasiado fuerte pero versátil, y con un aire siniestro y místico. Sólo un segundo, tiene arreglo. Cejas más pronunciadas, más habilidad con hechizos. Hey, quisiera ser capaz también de hechizar algún anillo de destrucción. O algo que me regenere la salud. Esto no es Skyrim, mi barra necesita rellenarse de alguna forma que no sea por generación espontánea.

Continuar leyendo ««The Elder Scrolls III: Morrowind» – El viaje a la libertad»