Crítica – «Call of Duty: Black Ops II»

Call of Duty: Black Ops II
Treyarch
PC, PlayStation 3, WiiU, Xbox 360 (versión comentada)

Decid lo que queráis de Nicolas Cage, pero el tío sabe como conquistarnos una y otra vez. Yo encontré particularmente cautivador su discurso acerca de su personal e intransferible método de actuación, que él mismo ha bautizado como Nouveau Shamanic. Sus explicaciones son vagas y confusas, y pasan por actos tan peregrinos como pintarse la cara y utilizar antiquísimos objetos egipcios, pero uno puede intuir que The Cage actúa siguiendo corrientes energéticas que solo él puede ver gracias al permanente estado de conciencia alterada a nivel Petarlo en el que vive. Todo esto viene porque jugando a la campaña de Call of Duty Black Ops II me ha parecido detectar una sanísima y muy necesaria deriva hacia el caos que he decidido bautizar como Karma Shooting.

Continuar leyendo «Crítica – «Call of Duty: Black Ops II»»

Lograrlo

Empezamos con un breve viaje en el tiempo: a principios de los 90 yo tenía una Super Nintendo y Carlos, mi hermano pequeño, una Mega Drive. Podéis imaginar las batallas dialécticas en torno a cuál era mejor / más potente / más bonita / tenía más colores. Chorradas que significaban un mundo en un universo, el de los videojuegos, que está construido en base a ilusiones. Como Super Nintendo ganaba de calle en cualquiera de los casos (excepto en el de Mejor Mascota y por el hecho de que la máquina de Sega contaba en su catálogo con el sensacional Mercs), no es de extrañar que Carlos buscase formas de hacer que la suya fuese más molona: en una ocasión me contó, muy serio, muy convencido, que había desbloqueado un Tiro de Fuego en World Cup Italia ’90, que incluso contaba con una espectacular animación estilo anime para mostrar los efectos de semejante zapatazo. Por supuesto era mentira y no coló, aunque por un momento la sombra de una duda flotase en el aire. Hoy día eso no habría llegado a suceder, por la sencilla razón de que, en caso de existir un Tiro de Fuego, habría un logro que te exhortaría a hacer algo con ellos, algo así como «Tumba al portero diez veces con el tiro de fuego». Y se sabría un mes antes de que el juego estuviese a la venta, con la lista de logros publicada en cualquier bloguito noticiero. Y la gente lo haría a las dos horas de tener el juego.

Continuar leyendo «Lograrlo»

El Open del año: «Halo 4» y «Mondo Píxel Ultimate», la evolución de la perfección

En contadas ocasiones se consigue mejorar lo que a priori parece inmejorable, aunque excepcionalmente consiguen coincidir en el tiempo obras únicas que ejemplifican lo mencionado: Halo 4, brillante ejercicio de epigénesis lúdica practicado sobre los hallazgos mecánicos, acústicos y estéticos ya presentes en el primer capítulo de la serie, y Mondo Píxel, cuyas sucesivas mutaciones y encarnaciones han conseguido intensificar aún más el fulgor crítico, humorístico e informativo del que nació como primer blog de opinión sobre videojuegos en castellano. Continuar leyendo «El Open del año: «Halo 4» y «Mondo Píxel Ultimate», la evolución de la perfección»

«Game, They Wrote» – Open Mondo Píxel-ArsGames con Pendulo Studios

Con sinceridad: es IMPOSIBLE que me sienta más satisfecho de nuestros Open Mondo Píxel-ArsGames.

Más que de los Open, me siento orgulloso… Qué coño orgulloso, ¡jodidamente orgulloso! de los invitados que un viernes al mes presentan los juegos más bellos, nos ayudan a preparar las mejores charlas, ofrecen las mejores conferencias y propician que tengan lugar los debates más acalorados. Desde aquí, quiero dar gracias a todos ellos, así, sin dar nombres: porque todos y cada uno de ellos han dado lo mejor de sí mismos, porque se han esforzado para que los asistentes a estos encuentros se lo pase de puta madre. Continuar leyendo ««Game, They Wrote» – Open Mondo Píxel-ArsGames con Pendulo Studios»