«Pillars of Eternity» – La letra con sangre entra

pillarsofeternity

Pillars of Eternity
2015
Obsidian Entertainment
PC

Con la rapidez de los tiempos en los que vivimos, hemos sido testigos de un auge y descreimiento de la financiación a través de micromecenazgo, esas campañas de Kickstarter que se planteaban como un nuevo modelo productivo al margen de un poder fáctico que impondría una oferta más restrictiva. Por ello, cuando el animador Dave Gardner gritaba «adventure games are not dead» en la presentación de lo que acabaría siendo Broken Age, se reivindicaba la idea de un público suficiente para aquellos tipos de juegos que no entran en las previsiones económicas de una compañía.

Continuar leyendo ««Pillars of Eternity» – La letra con sangre entra»

«Divinity II: Ego Draconis» – La soportable levedad del ser dragón

Divinity-II-Ego-Draconis

Divinity II: Ego Draconis
Xbox 360 (versión comentada), PC
Larian Studios
2009

Unos cuantos años antes de que el movimiento  “Jugadores Airados por el Final de Mass Effect: Bioware, Cámbialo” hiciera estallar la burbuja de la idiotez allende los mares de la esfera social del gamer Internet, (concretamente en el 2009), se produjeron las primeras reacciones, los primeros brotes verdes, ante tamaña injusticia de nuestro mundo moderno. Larian Studios, una modesta compañía belga dedicada al desarrollo de juegos de rol y educativos,  lanzó Divinity II: Ego Draconis (la secuela de Divine Divinity) con irregular recepción, especialmente por el, para muchos, irritante final. Un juego con carácter penalizado precisamente por ofrecer ideas frescas pero con sobrios recursos, que hoy día reposa en la categoría de “Juego Humble Bundle al que nunca jugaré” en el imaginario colectivo del gamer.

Continuar leyendo ««Divinity II: Ego Draconis» – La soportable levedad del ser dragón»

«King Arthur» – Resacón en Camelot

King Arthur

King Arthur
2009

PC
Neocore Games

(Artículo publicado anteriormente el 7 de abril de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

Lo mejor de King Arthur es que me costó 3 pavos en Steam un fin de semana. Aunque de esto me enteré más tarde, dado que mi ordenador aún no tiene un filtro que detecte el alcohol y me impida comprar cosas estando borracho. No, me levanté esa tarde de domingo, y allí estaba, un nuevo icono en el escritorio, bien pixelado, como en tiempos de antiguos Windows. Pero eh, me sonaba, era esa especie de Total War con inventario y rolazo y criaturas fomorianas. Es decir, lo que ya era Warhammer: Shadow of the Horned Rat mucho antes de que existiera Total War.

Continuar leyendo ««King Arthur» – Resacón en Camelot»

«Weapon Shop de Omasse» – Weapons, Please

Weapon Shop de Omasse

Weapon Shop de Omasse
2012
Nintendo 3DS eShop
Level-5 Inc

Papers, Please salió a mediados de 2013; Weapon Shop de Omasse, a mediados de 2012. (Originalmente; en España ha salido hace nada, ya en 2014.) El juego de Lucas Pope me vino a la cabeza desde el principio jugando a este simulador de herrero de RPG, escrito por el cómico japonés Yoshiyuki Hirai. En ambos te encargas de una tarea rutinaria y a priori poco atractiva; muchos de los aciertos de Papers, Please, los principales, seguramente, no están presentes en Weapon Shop de Omasse, pero no me saco la comparación de la cabeza. El alcance del juego de Nex Entertainment y Level-5 es muy distinto, claro (donde Papers, Please nos apunta a todos, Weapon Shop sólo busca complicidad con los que sepan pillar las referencias), pero el esqueleto es parecido: gestionar la burocracia diaria de un engranaje minúsculo en un mecanismo mayor que se nos escapa, garita de frontera soviética o tienda de armas de un RPG japonés, para mantener nuestra estabilidad financiera, manteniendo el equilibrio entre el bien de nuestros clientes y el de nuestra familia, en el caso que nos ocupa nuestro maestro herrero y nosotros mismos.

Continuar leyendo ««Weapon Shop de Omasse» – Weapons, Please»

«Ni No Kuni» – Crítica

ninokunicabecera

Ni No Kuni
Level-5, Studio Ghibli
PlayStation 3

Si hay actualmente un género cuyas directrices más clásicas se ven cuestionadas con mayor frecuencia y fiereza por parte de un elevado número de jugadores, ése es sin duda el rol japonés. No es de extrañar, pues se trata de uno de los pilares genéricos base que sustenta un mercado tan estereotipado como el nipón y que parece que no ha sabido o no ha querido crecer al mismo ritmo que ha marcado la maduración del público y el generalizado gusto occidentales. Mi postura al respecto es bastante optimista, pues si bien algunas de las franquicias más numéricas y populares como la consabida Final Fantasy han perdido parte del esplendor de antaño a causa de giros de timón en direcciones quizá poco favorables, no nos hemos quedado huérfanos del todo en la materia gracias a propuestas tan satisfactorias como Lost Odyssey (Mistwalker, 2008), Xenoblade Chronicles (Monolith Soft, 2011) o la formidable saga Persona de Atlus.

Continuar leyendo ««Ni No Kuni» – Crítica»

«Knights of Pen & Paper» — Crítica

Knights of Pen & Paper
Behold Studios
Android

Después de abrir la puerta de una patada, descubres con un rápido vistazo como un grupo de orcos se levantan exaltados con sus armas en ristre. Sin tiempo que perder, te arrojas al más cercano de ellos blandiendo furioso tu hacha, haciendo de su carne un proceso de evisceración equivalente al de una vaca en un matadero de Texas; el pobre majadero queda abierto en canal ante ti, mientras las perlas de su sangre adornan tu gesto airado.

Lo anterior, además de una fidedigna descripción de un encuentro casual con Jim Thin, podría ser perfectamente el retrato de los años de rol de cualquier adolescente de los 90’s: fantasía, épica de saja y raja, brutalidad à la splatter punk auspiciada por Dungeons & Dragons. Ahora bien, la pasión desatada por el rol no se producía por la posibilidad de violencia gratuita, o no sólo, sino por el reunirse con un grupo de amigos con el cual vivir épicas vidas rodeados de ganchitos mientras el master, aquel que dirigía el juego y evocaba los lugares y aventuras que los demás jugarían, elucubraba extrañas situaciones ante las cuales los personajes deberían intentar salir airosos. O al menos así es hasta que la realidad se impone: trabajo, estudios y parejas, o emigrar para intentar conseguir alguna de las tres anteriores, se impusieron como realidades por encima del rol y los amigos.

Continuar leyendo ««Knights of Pen & Paper» — Crítica»