«THE COLOUR OF MAGIC» – EL COLOR DE LA TRISTEZA

colorofmagic

The colour of Magic
Piranha
Spectrum (versión comentada), Commodore 64
1986

Nuestros sueños, fantasías, universo privado, como queramos llamarlo: todo ello, eso que somos dentro de nosotros mismos de manera íntima y personal, se ha cimentado desde niños (para el que no lo sepa) en cuatro elefantes que, a su vez, descansan en el caparazón de una gran tortuga estelar. Aunque hoy esos cimientos se tambalean y he envejecido de golpe varios lustros, me permito recordar dónde me encontré yo con Pratchett. En 1986 llegó a mis manos una curiosa aventura conversacional en inglés llamada The Colour of Magic de una prestigiosa compañía nada versada en este tipo de programas. Reconozco que me llegó “alegalmente” en forma de cassette con carátula fotocopiada, aunque la escasa calidad de la misma me permitía atisbar un panorama muy loco: un turista (¿) y su máquina de fotos de la que salía un enano (¿??) con una paleta de colores; un mago con pinta de histérico; una representación de la Muerte asomando al fondo; y todos ellos volando sobre un baúl que en su base estaba provisto de lo que parecían ¿pies? Todo disparatado, es decir, como debe ser.

Continuar leyendo ««THE COLOUR OF MAGIC» – EL COLOR DE LA TRISTEZA»

«Underwurlde» – Exploración claustrofóbica

Underwurlde

Underwurlde
Ultimate
ZX Spectrum
1984

Parapetado tras una de las carátulas más bellas y sugerentes que jamás han iluminado mis ojos, en la cual el mismísimo Diablo nos recibe con los brazos abiertos en su guarida («El Gran Palacio Oscuro», según las instrucciones del juego), se oculta Underwurlde, un plataformas bidimensional de planteamiento rotundamente clásico: esto podremos comprobarlo fácilmente acudiendo de nuevo al manual de instrucciones, en el cual podremos leer «salga del laberinto eliminando a los guardianes que intenten oponerse a su camino con las armas que ha ido recogiendo». La dinámica clásica de encontrar determinados objetos y llevarlos a donde corresponda, vaya. Es decir: aquí solo podremos avanzar si ubicamos y liquidamos con un arma específica —que habremos tenido que localizar con anterioridad— tres imponentes bicharracos que nos bloquean el paso. Ya lo leen, imposible enfrentarnos a una mecánica más tradicional… Aunque justo ahí acaban los parecidos con otros juegos, y empieza aquello que hace especial a Underwurlde.

Continuar leyendo ««Underwurlde» – Exploración claustrofóbica»

«Lords of Chaos» – Lo que nos perdimos

Lords of Chaos

Lords of Chaos
1990
ZX Spectrum (versión comentada), Amstrad CPC, Atari ST, Commodore 64, Amiga
Mythos Software, Blade Software

En España tuvimos oportunidad de adquirir un gran conocimiento de las plataformas de 8 bits durante los años 80 y parte de los 90, y precisamente por la incapacidad para adaptarnos como desarrolladores de sistemas más complejos de 16 bits. La vida de nuestros viejos ordenadores se alargó hasta lo inalargable y el mercado nos proporcionaba material muy surtido y reeditado con el fin de exprimir hasta la última gota un parqué doméstico de equipos que se precipitaban en la obsolescencia (no programada). Sin embargo no lo conocíamos todo en España, no todo lo de 8 bits. Las obras de Julian Gollop no tuvieron excesiva difusión y en algunos casos ni fueron publicadas. Ah, la estrategia: juegos complejos que requieren un estudio, una dedicación, partidas más allá del divertimento ochentero de experiencias rápidas y relajantes. Este concepto del videojuego quizá arrastró incluso al redactor de MicroHobby que analizó aquella maravilla, Laser Squad, al que despachó con un desolador 60%. Sus argumentos fueron algo así como que el manual de instrucciones era muy largo y que igual sí, el juego sería muy bueno, y que si alguien se animaba pues ya contaría qué tal. Y eso. Pues que mal. Julian Gollop no merecía ese maltrato.

Continuar leyendo ««Lords of Chaos» – Lo que nos perdimos»

«Skate Crazy» – Soñando, soñando, triunfé patinando

Skate Crazy

Skate Crazy
1988
ZX Spectrum 48k (versión comentada), otras plataformas.
Gremlin Graphics

(Artículo publicado anteriormente el 10 de marzo de 2011 en el blog de Mondo Píxel.)

Skate Crazy es enganche puro. Las razones de tal enganche van implícitas en la propia mecánica del título, absolutamente novedosa en su momento dado lo prácticamente inamovible del canon -tan basado en memorizar los patrones de movimiento de los enemigos- fijado por los juegos de aquella época.

Continuar leyendo ««Skate Crazy» – Soñando, soñando, triunfé patinando»