Ser Mario hoy. Por qué no me han gustado los Marios de 2012.

tumblr_m2lxr9adnH1qgorrho1_500

I

Hace ya tanto tiempo de esto que no lo recuerdo de otra forma: cada vez que un nuevo juego con fontaneros bigotudos en la carátula sale a la venta (y últimamente pasa al menos un par de veces al año) todo análisis que se publique en todo medio imaginable debe aclarar si este nuevo Mario es ¿bueno? ¿malo? ¿innovador? ¿tradicional? Vale, sí, pero sobre todo si ese Mario es…bueno, un Mario.

Como pasa con otros iconos de la cultura pop (Batman y James Bond vienen enseguida a la cabeza) al valorar cada nueva entrega se tiene en cuenta lo bien que refleje la identidad de la serie antes que los propios méritos, una personalidad destilada con los años cuyas características a veces son difíciles de concretar, pero que los fans con solera dicen reconocer en cuanto ven. Como es una reacción más intuitiva que racional, a veces es peliagudo precisar qué hace Mario a un Mario (aunque aquí lo hemos intentado, que conste), pero una vez aclarado este punto lo normal es que ya esté casi todo dicho. Los análisis sobre estos juegos suelen cargarse de sobreentendidos y apuntan constantemente a las experiencias previas del jugador, casi siempre se parecen a textos anteriores porque los criterios para la evaluación no cambian de una entrega a otra.

No creo que esta manera de atacar el análisis sea un error, sirve para que el comprador potencial sepa de qué pie cojeamos los periodistas cuando nos cae en las manos la última aventura de según qué personaje-referencia-del-medio. Sólo digo que analizar algunas franquicias es menos la descripción de un producto que el relato de una experiencia continuada en el tiempo, una experiencia que se comparte con la idea de que haga eco en la del lector. Y por eso es importante decir, antes de que sigas leyendo, que yo soy de los que habitualmente disfrutan mucho con cielos azules, tuberías y mostachos al viento. Pero que este año no me ha pasado y creo saber por qué.

Continuar leyendo «Ser Mario hoy. Por qué no me han gustado los Marios de 2012.»

Un poco de porno pixelado para todos los públicos a cuenta de una buena sartenada de samples de hip-hop retro

Vaya currazo se ha metido la buena gente de Spin para recopilar esta profusa lista de gente del hip-hop que ha sampleado en algún momento a clásicos (y no tan clásicos) del videojuego. Por supuesto, lo pixelado y lo chiptunero se lleva la palma, aunque sorprende encontrar a gente que lo ha petado con samples de bandas sonoras orquestales de rolazos poligonales de mucho sentir.

Continuar leyendo «Un poco de porno pixelado para todos los públicos a cuenta de una buena sartenada de samples de hip-hop retro»

«It´s a me, aunque jamás lo dirías». Cinco Marios insólitos-

Vaya, vaya. Parece que ahora todo el mundo es fan de Super Mario Land de toda la vida, cuando a pesar de sus estratosféricas ventas (el tercero más vendido de la serie, superado solo por Super Mario Bros. y Super Mario World), su formato original en la Game Boy clásica garantizó que rápidamente comenzara a mirársele por encima del hombro por su acabado blanquinegro. A nosotros no nos miren: nuestro Twitter siempre ha estado coronado por la gloria monocroma de este, uno de nuestros clásicos básicos nintenderos, pero para celebrar que al fin parece que el bigotudo maromo saca a una de sus sagas esenciales del armario de la vergüenza vetusta, aquí traemos a otras cinco encarnaciones de Mario no menos reivindicables.

Continuar leyendo ««It´s a me, aunque jamás lo dirías». Cinco Marios insólitos-«