«Donkey Kong Country» – Salir ganando

DKfront

Donkey Kong Country
Rare
Super Nintendo, Game Boy Advance, Consola virtual (versión comentada)
1994

No haber jugado a videojuegos durante la infancia y primera juventud tiene muchos inconvenientes (el peor y más evidente: no haber jugado a videojuegos durante la infancia y primera juventud), pero, porque no todo puede ser drama en esta vida, también trae de pura carambola alguna ventaja inesperada. Encontrarse de golpe con veinte años de industria en bloque, con sus clásicos e incomprendidos juntos y revueltos, y tener la oportunidad de descubrirlos a saltos, enganchando un Mario con un deportivo remoto, el origen del sandbox con el último pegatiros de la temporada, da una perspectiva del medio algo desbaratada, sí. Pero también deja claro que en la evolución del medio modas y descubrimientos técnicos han pasado a menudo por encima de hallazgos en mecánicas, ahogando soluciones que hubieran dado otra cara al videojuego moderno.

Entre el jugador obsesionado por la novedad, que no mira hacia atrás porque imagina el videojuego en constante evolución darwinista, y el neurótico del retro, que antes que el juego en sí reivindica haber tenido doce años, tiene que haber una tercera vía que busque en el pasado un contenedor de ideas.

Continuar leyendo ««Donkey Kong Country» – Salir ganando»

«Axelay» – Con un par… de perspectivas

Axelay

Axelay
1992
Super Nintendo, Consola Virtual Wii
Konami

La historia de cualquier corriente artística o lúdica se puede contar a través de sus géneros. Por las variaciones y permutaciones de propuestas que se van solapando y van dando pequeños o grandes pasos mientras abren otros caminos que a veces acaban en puntos muertos, otras veces se hacen circulares y en los casos más excepcionales acaban siendo viajes inolvidables. Siempre he meditado qué es lo que acaba distinguiendo un videojuego de otro en especial cuando transcurren épocas de gran reiteración en planteamientos o de géneros muy recurrentes. Qué hace a un FPS memorable u olvidable, o qué es lo que permite que un shoot’em up en concreto perdure en la memoria mientras otro aparentemente decente acabe sin embargo relegado a un segundo plano. Creo que es, entre otras cosas, el carácter. Recuerdo que cuando probé Axelay por primera vez recibí una especie de descarga por la fusión de la música de Taro Kudo, su acción frenética y ese inteligente uso del modo 7 simulando un efecto 3D de manera única. Era una época fecunda para los comúnmente llamados matamarcianos, que afloraban en la Super Nintendo en forma de títulos como R-Type, Darius, Parodius… y Axelay, bajo la batuta de Hideo Ueda, lograba brillar con su singular propuesta y, muchos años después, seguir siendo recordado por ello.

Continuar leyendo ««Axelay» – Con un par… de perspectivas»