«Dinasty Warriors 7 Empires» – Crítica

dw7empires3

Dinasty Warriors 7 Empires
Omega Team /Tecmo Koei
PS3

Durante mi paseo por el Tokyo Game Show del año pasado me pegué una escapada al estand de Tecmo Koei para entregarme a uno de mis onanismos favoritos: los Musou.  Tenían entre siete y diez nuevos -nuevos es un decir- para este 2013, todos bajo una única premisa: que no se note que han pasado 13 años desde Shin Sangokumusou/Dinasty Warriors 2. Es decir, imagínense un único juego que, a golpe de mod y remiendo crece cada año en cuatro o cinco versiones diferentes, con skins de personajes -¡One Piece! ¡Gundam! ¡Hokuto!-, viniéndose arriba como un punki cincuentón borracho: nihilismo fatigado sin objeto y búsqueda constante de la muerte ante el desencaje generacional. Continuar leyendo ««Dinasty Warriors 7 Empires» – Crítica»

Los mecanismos generadores de videojuegos: «Spirit Camera: La memoria maldita» – Crítica

Spirit Camera: La memoria maldita
Tecmo Koei / Nintendo
Nintendo 3DS

Resulta complicado hacer arrancar la crítica de un videojuego cuando consideras que lo que estás criticando no es un videojuego. Si han acudido aquí buscando un análisis ejemplar de Spirit Camera: La memoria maldita, antes les recomendamos disfruten el que ha firmado Bruno Louviers en el número 4 de GamesTM, ya en todos los quioscos; preferimos prevenirles antes de que haya equívocos, porque lo que van a encontrar en el presente artículo será una nueva sartenada de reflexiones sobre mecánicas, galbana interactiva y Lúdicus Interruptus. Además de nuestra opinión sobre Spirit Camera: La memoria maldita, por supuesto.

Continuar leyendo «Los mecanismos generadores de videojuegos: «Spirit Camera: La memoria maldita» – Crítica»

«Project Zero II: Crimson Butterfly Wii Edition» – Crítica

Project Zero II: Crimson butterfly Wii Edition
Tecmo, 2012
Wii

Esta te la tienes que saber: un tipo conduce de noche por un puerto de montaña que parece diseñado por un epiléptico en pleno arrebato. Se apiada de una autoestopista cochambrosa a la que ve en el embarrado que pasa por arcén, y aunque la invita a subir es incapaz de sacarle dos palabras seguidas hasta que, según se acercan a una curva de cierre imposible, esta levanta un dedo huesudo y aúlla con voz semejante a mil uñas arañando una pizarra: «en esta curva me maté yo». A partir de aquí pueden pasar varias cosas, pero casi todas las versiones que he oído terminan con el conductor despeñándose ladera abajo.

También está la de llevar tijeras en la mano mientras dices tu nombre tres veces ante el espejo, o la del no-niño que llora en el bosque, y también la de la casa abandonada donde un tipo apostó que pasaría la noche y después no se le volvió a ver más. Seguro que ya las sabes y las habrás aprendido como las aprendimos todos: en una noche de campamento de verano, o de un primo mayor que te las contaría poniendo voz cavernosa, a lo mejor apuntándose a la cara con el haz de una linterna. Así se han transmitido siempre las historias de fantasmas, de tú a tú en grupos pequeños, contadas de noche a poder ser y con la idea de que luego sean repetidas mil veces cada vez que coincidan en el mismo espacio oscuridad, niños impresionables y un semi-adulto con mala baba.

Continuar leyendo ««Project Zero II: Crimson Butterfly Wii Edition» – Crítica»

Mil Juegos de Hostias: Ninja Gaiden 3 versus Warriors Orochi 3

Ninja Gaiden 3
Tecmo Koei – Team Ninja
PS3, Xbox 360 (versión comentada: PS3)

Warriors Orochi 3
Tecmo Koei – Omega Force
PS3, Xbox 360 (versión comentada: 360)

Soy una de esas personas, de esos seres superiores, de esas presencias rodeadas de un halo de santidad que saben que son mejores que el resto de los seres humanos pero se lo callan; una de esas humildes personas, decía, que se han acabado los anteriores Ninja Gaiden en modo Maestro Ninja. Entre lágrimas y ampollas en las manos, con un cementerio de mandos de Xbox destrozados rodeando mi sillón. De los que escupen en el suelo y tensan los puños cuando se le recuerdan los Sigma. También, por alguna razón que se me escapa pero que estoy convencido que tiene que ver con la intensidad de mis resacas, soy fan declarado de la familia Musou: Dinasty Warriors, Samurai Warriors, etcétera. De esos juegos en los que te puedes vendar los ojos y mover la palanca pulsando botones al azar para conseguir 1.000 KOs. De los que se entristeció con los devaneos de control de Dinasty 6, el número de enemigos de El Puño de la Estrella del Norte y ese intento de hacer un Monster Hunter que fue Strikeforce. Así que Tecmo/Koei me ha dado una razón para ser feliz y otra para cagarme muy fuerte en todo.

Continuar leyendo «Mil Juegos de Hostias: Ninja Gaiden 3 versus Warriors Orochi 3»