«The Swapper» – La insoportable levedad del clon

swapper

The Swapper
2013
PC (Windows)
Facepalm Games

Hay algo poderoso en The Swapper, algo hipnótico. Es una sensación similar a la de mirar a ese abismo que te atrae y a la vez te provoca un rechazo, todo ello mientras te deja solo ante la negrura más aplastante. Una cuidadosa fórmula muy personal que entremezcla conceptos de Metroid y Portal pasados por el tamiz de una estética Sci-Fi literalmente moldeada a mano. Por supuesto, lo primero que te llama la atención es su aspecto y su particular diseño: todos los escenarios han sido «esculpidos» en el mundo real y escaneados al mundo «virtual». El control es también curioso: nuestro personaje, un astronauta abandonado a su suerte en un planeta y luego en una estación espacial, se mueve cual marioneta respondiendo simultáneamente a nuestro ratón y al teclado permitiendo el desplazamiento de espaldas a la vez que dirigimos nuestro foco de luz a donde nos interese. Marioneta, sí, una marioneta que es capaz de clonar otras marionetas y trasladarse mentalmente a ellas para crear otras marionetas. Continuar leyendo ««The Swapper» – La insoportable levedad del clon»

«The Swapper» – Crítica

The Swapper

The Swapper
Facepalm, 2013
PC

Una de las sensaciones más nítidas que permanecen tras completar el fallido Remember Me, el debut con aires cyberpunk del estudio parisino DONTNOD, es que uno de los principales campos de batalla durante su desarrollo debe haber sido el impedir que todo el esfuerzo y la creatividad invertidos en la imaginación de un planeta Tierra del 2084 se reflejasen tan solo en los aspectos más epidérmicos del juego. Muy al contrario, es evidente cierta voluntad por situar en el centro mismo de algunas mecánicas jugables a lo que Philip K. Dick se refería como “idea diferenciadora”; aquel elemento único que retuerce de forma interesante una sociedad imaginada —aunque proyectada a partir de la nuestra—, en este caso: la posibilidad de mercantilización de los recuerdos. El Sensen es un dispositivo cerebral comercializado por una suerte de Apple futurista que permite compartir, editar y borrar la memoria del usuario bajo las condiciones y la letra pequeña de la Gran Corporación. Minijuegos de manipulación de memorias ajenas, desbloqueo de combos a base de recuerdos recuperados, protagonista amnésica, imágenes cerebrales en forma de fantasmas que indican el camino a seguir… Son algunas de las (insuficientes, superficiales, loables) herramientas que utiliza este título francés para alcanzar algo muy complicado de conseguir: empapar de sci-fi su núcleo interactivo; en definitiva, la plataforma desde donde cualquier experiencia interactiva puede lanzar con mayor firmeza martillazos emocionales al jugador y desde donde las ideas expresadas en la historia mejor pueden trasmitirse.

Continuar leyendo ««The Swapper» – Crítica»